Vuela Libre

3K 54 9



-Creo que ya debes saber por que te he llamado - dije sentándome. 

Era tradición, por así decirlo, hablar en esos bancos del parque de Stratford, ese banco para nosotros era nuestro confesionario. Donde dábamos nuestras malas noticias o quedábamos cuando teníamos que hablar de algo. Y eso se hizo desde que éramos unos niños. 

Ethan abrió dos cervezas y dejó una enfrente de mi, los dos nos bebimos una gran parte de ella. 

-Lo sé. Trata de Axel, ¿no? 

-Trata más de mi - contesté yo. 

-Bien, pues soy todo oídos. 

-Necesitaba recuperarme Ethan, me sentí completamente sola de nuevo, cuando había experimentado lo que era el amor y el perdón. Había dejado entrar a gente que amaba con el fin que creía que eso era bueno. Me di de bruces contra el suelo y me volví a quedar yo sola. 

Necesitaba asimilarlo. Mi corazón estaba medio arreglado y lo volvieron a romper. Sólo quería arreglarlo. Pero se me ha hecho muy difícil. Y se que aquí no podría. Estar de nuevo en casa de Caden con su hijo llorón y su mujer no es saludable para mi. Owen vino un par de veces, por no decir que vino casi cada día para hablar conmigo. Los dos decidimos que lo mejor era irnos lejos. Entonces, me llamaron, me llamaron de una buena universidad donde puedo estudiar arte y a la vez otra carrera que quiera elegir. Me voy a California.

-¿Owen también se marcha? - preguntó.

-Beppe se puso en contacto conmigo hará unos cuantos meses, también, Arina lo había dejado, nos consolamos mutuamente. Él también se viene. Geo quiere olvidar a Megan. Y Jenna está en California. Nos hemos buscado un apartamento todos para ir. 

-No puedo creerlo - dijo con esa mirada que se veía a kilómetros que no iba a pasarlo bien en mi marcha.

-Sé que estoy eligiendo bien. Le prometí a mi padre que iba hacer arte. Es lo que realmente me gusta.

-Sabes que si tu eres feliz... Yo voy a apoyarte en todo - dijo él. 

-Costará, por que estamos hablando de un sitio nuevo. Pero se dice que cuando terminamos pensando que nuestra vida no tiene para más. Lo mejor es hacer un borrón y cuenta nueva. 

-En eso estoy de acuerdo. Kate, por mucho que te vayas. Por favor. No me olvides. Trataré de ir a visitarte. Necesito que contactes conmigo. Lo que sea. No voy a perderte.
-Nunca dejaría que no supieses nada de mi.


Habían pasado cinco años de la ultima vez que pisé Stratford, para mi, ese pueblo estaba en el olvido. Por mucho que mi hermano siguiese viviendo allí, no era nada comparado a lo que había sido cuando yo era pequeña.

Un tiempo en mi nuevo apartamento y podía ver que todo había cambiado. Yo había madurado lo suficiente como para darme cuenta que si yo no salía adelante como cualquier persona normal con su trabajo, nadie me iba a ayudar en esas circustancias. 

Maduré, cambié, me hice fuerte gracias a todas las caídas que había tenido. Tal vez el dolor que había sentido al principio seguía muy dentro de mi, tal vez había aprendido a llevar el dolor conmigo.

No iba a olvidar nunca a mi padre, que en paz descanse, él siempre iba a estar en mi mente, por qué él lo dijo: no podrás verme, pero yo siempre estaré allí. Él era la estrella más brillante en un cielo estrellado, él era quien me ayudó a ver la vida como antes no la había visto. Nunca olvidaría todo el dolor que sentí cuando lo perdí, pero puedo darle las gracias que por mucho que él estuviese allí arriba, él seguía. 

Y no quería hablar de una persona que me dejó sin ninguna explicación, es más, creo que me abstengo a seguir hablando de él. Lo superé. O eso parecía. 

Yo sabía que no iba a volver a verle y eso se me había hecho más fácil una vez que me di cuenta que el camino que llevaba mi vida no estaba bien. 

Tal vez él nunca fue el indicado. Me enseñó a amar, y todo lo que aprendí, será para alguien que lo merezca. Al fin y al cabo, nunca volveré a saber de él. 

Pero como mi madre me dijo, nunca digas nunca. Y en eso, creo que tuvo razón. Por el hecho de que el pasado a veces vuelve a nuestra vida para atormentarnos o tal vez para que veamos que somos capaces de seguir con nuestra vida por mucho que nos fastidie los días.


-----

¡SEGUNDA TEMPORADA! ¡AQUÍ LA TENÉIS!
Como veis, esto ya es diferente. Van haber muchas respuestas que se dejaron abiertas en la primera temporada, pero también muchas preguntas nuevas.
El miércoles que viene. Primer capítulo.

Vuela Libre #2 (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!