Capitulo 34

444 33 14

Antes que nada. Este es el ultimo capitulo de Vuela Libre. En este podéis ver como muchos de los cabos sueltos que habían quedado se han atado. Algunos seguirán abiertos para el epílogo.

La semana que viene se termina completamente Vuela Libre. Y no estoy segura de hacer secuela o no. Pero tardará un tiempo para que la suba.

En algunas partes hay unos asteriscos, donde al final del capitulo están las notas.

Dicho esto, espero que riaís, lloréis y muráis de amor.

La recta final.

-¿Y qué ha pasado? - le pregunté.

-Tengo que irme, Kate - Justin me miró seriamente.

Los dos estábamos en el jardín fumándonos el cigarrillo.

Justin había vuelto una hora después de su repentina huída. Volvió decaído, sin esas bromas suyas, ya no era él. Parecía alguien vencido.

Todos los demás seguían la fiesta dentro de la casa, champán, Whisky y de más circulaba por las manos de todos. Risas, música, baile. Todo estaba funcionando allí dentro mientras fuera, mi corazón se estaba parando.

-¿Cuánto? - pregunté con ese hilo de voz débil.

-Los papeleos son lentos - suspiró.

Una ultima respiración, un último latido de corazón. Sentí como me paralizaba todo, como el dolor de pecho me devoraba por dentro, el tiemble de piernas y buscar el apoyo de una de las sillas para no caerme y ponerme a llorar.

<<No llores, no lo hagas, por favor>> me repetía una y otra vez.

Estaba a punto de perderlo otra vez. Era como volver al pasado. Uno de mis padres en el hospital debatiéndose de la vida y muerte y Justin abandonándome - esta vez sabiendo la situación - de nuevo.

Tenía miedo, quería cogerlo, que no se fuese de mi lado. No podía dejar que se fuese. Él era mi respiración, mi vida, ese pilar tan esencial que me despertaba. Lo sabía.

Y estaba cien por cien segura que no iba a vivir sin él, no iba a ser como el pasado. Se terminaba. Había vuelto hace cinco años atrás.

-Kate - la voz preocupada de Justin, sus ojos agrandados y sus manos tocando cualquier parte de mi cuerpo - era broma, mierda, sabes que no voy a irme.

Mi mente hizo clic. ¿Me había gastado una broma? ¿Él no se iba?

-¿Qué? - farfullé.

-Escucha, tengo que irme, sí, es cierto, pero para ir a buscar a Jaxon, mis padres lo han conseguido, así que quieren que vaya con ellos, pero tranquila, sólo es una semana. Volveré - sonrió - Kate, te quiero - sentí sus manos en mi rostro - no voy a dejarte ir, por que te tengo de nuevo conmigo. Me voy pasado mañana, pero la semana que viene estaré aquí. Confía en mi.

La respiración volvía a la normalidad, mi corazón latía a mil por hora, mi rostro se enrojecía de rabia, de saber que podía haber pasado y que creía que iba a morir sabiendo que Justin se volvía a ir.

Le abofeteé con todas las fuerzas, dejé que rabia y el miedo saliese dentro de mi y fuesen directo a él.

-Serás cabrón - sonreí.

Justin se masajeaba la mejilla golpeada mientras me miraba sorprendido y luego sonreía.

-Te has vuelto como una momia. No me has dejado terminar.

-Tal como lo estabas diciendo, parecía real - suspiré - no me hagas esto. Por favor. No me dejes.

-Y no lo haré, te lo prometí, te lo prometo y te lo prometeré... - se acercó a mi, volvió a poner sus manos en mi rostro. Frente con frente y en mis labios susurró: - todos los días de mi jodida vida.

Vuela Libre #2 (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!