Capitulo 30

389 31 5

Respiré el sabroso olor a mar, el calor de mediados de Marzo en el estado de California.

Ya estaba de vuelta a casa, tenía que despedirme de todas las experiencias que había tenido en Stratford y seguir con lo nuevo que tenía que venir.

-¿Podemos volver? Estoy asándome de calor - gruñó Justin quitándose la chaqueta.

-Te lo dije, no te pongas chaqueta o pantalones largos, estamos en California donde nunca sabes que es invierno - suspiré y miré al sol radiante.

-Estamos aquí de nuevo, ¿cuál es el primer paso? - preguntó Justin mientras cogía la ultima maleta.

Jake estaba jugando entre nosotros con el coche de juguete que le habíamos sacado en el vuelo.

-Deberíamos ir al apartamento, ya sabes, hay que explicarles algo - le miré mordiendo mi labio inferior - y no sólo me refiero a lo que pasó allí.

-Habrá tiempo para todo ello. He llamado a Ethan para que nos venga a buscar, seguramente esté fuera.

Cogí a Jake en volandas y llevé una de las maletas - tan solo teníamos tres, no era para tanto -.

Salimos de la zona de las maletas con alguna dificultad por la gente que se acumulaba y Jake estaba entusiasmado por ver a Ethan.

-¿Cuándo te toca la medicina? - preguntó Justin cuando pasábamos justo al lado de un bar del aeropuerto.

-Diferencia horaria, ¿recuerdas? Creo que dentro de dos horas como mucho.

-Sabes que puedo llevar a Jake... - dejó caer.

Los últimos dos días estuvo exactamente igual. Me preguntaba a todas horas por la medicina correspondiente, me prohibía coger según que cosas y Jake era la primera. Le aseguré que estaba bien y si me tiraba o me molestaba se lo iba a decir.

-Estoy bien, Justin - le aseguré.

Jake comenzó a patalear y gritar en el momento que vio a Ethan a unos cuantos metros nuestros. En una de las pataletas, le dio a mi costado, justo en una de las heridas que más me molestaba.

Tuve que dejar a Jake en el suelo, que corría en busca de Ethan.

-Vigila a Jake - balbuceé sin poder ponerme recta.

Justin maldecía mientras seguía a Jake hasta encontrarse con Ethan.

Mierda. Me estaba doliendo demasiado, no era capaz de andar ni moverme, Jake me había hecho bastante daño.

Es ese dolor como pequeños pinchazos por la zona afectada y alrededores. Y son esas ganas de querer matar a alguien o golpear para que sientan el dolor que estás sintiendo. No puedo decir si es más o menos cuando estás dando a luz, pero si es algo así o peor, espero no tener ningún niño por mi misma.

-Sólo tienes que tener a Jake - dijo Justin mientras venía hacia mi.

-No puedo creerlo, me hubiese gustado darte un abrazo - la voz de Ethan llegó a mis oídos.

-Déjame ver como está, tal vez debamos ir al hospital.

-Oh no - traté de volver a ponerme recta logrando algo más de lo que estaba doblada - nada de hospital, Bieber - gruñí por la molestia.

-Venís muy bien de vuestras pequeñas vacaciones - bromeó Ethan.

-Oh, voy a matarte Jones - gruñí mirándolo por encima.

-Vamos pequeña Katherine, no te sofoques - me removió el pelo como si fuese una niña pequeña.

Oh, pequeño bastardo, cuando estuviese cien por cien iba a ir a por él, esta no se me olvidaba, la iba a apuntar en mi móvil cuando llegase a casa y tuviese cargada la batería.

Vuela Libre #2 (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!