Capitulo 28

427 37 6

Oh, oh. La sección de comentarios se está enfriando. Ya sabéis lo que digo siempre. Escribo para mi, pero si vais a leerlo al menos, me gustaría saber lo que os gusta, lo que no, lo que pensáis. Oh vamos. Sabéis que no os como por comentar.

Bien.

Dicho esto...

Me había quedado dormida y no sabía como me había movido.

Después de la comida con Shawn y los demás, habíamos estado hablando tranquilamente. Todavía Wesley estaba receloso con Justin y para Shawn era agua pasada.

Cuando se marcharon, sin saber como, me dormí en el sofá. Culpaba a mi suministro de drogas que me había otorgado Shawn para el malestar-dolor. Y unas horas después me había despertado en la cómoda cama.

Eran las ocho de la noche, estaba totalmente despierta y estar encerrada entre cuatro paredes me estaba volviendo loca.

Y antes de irme en dos días de Stratford debía-necesitaba acabar con un par de cabos sueltos que habían quedado pendientes.

Como por ejemplo, tener una buena charla con Caden, de hermanos sobre que pasó, que pasa y que pasará después. Con Justin, saber si él y yo íbamos totalmente en serio y por ultimo. Contactar con mi tercer contacto en Stratford que me ayudó con lo de Megan. Y casi se me olvidaba. Necesitaba saber que había sido de Megan y hablar con Rooney, quien llamó a Shawn para decirle donde estaba cuando me hirió.

Si me marchaba dejando todo aquello, era como si jamás hubiese pisado Stratford.

Pensé una vez en el avión el desperdicio que estaba haciendo.

Estaba de vuelta a mi tierra natal, en mi barrio. A Jake, mi hijo, no lo había llevado donde había querido, todavía no había cenado con la familia de Allison - su padre me llamó la misma noche en la que sucedió todo invitándome a cenar, me lo dijo Allison-.

No solo había ido a Stratford a terminar con lo de Megan. Si no a buscar soluciones a mis problemas y sobretodo, disfrutar. Y sólo había hecho una pequeña cuarta parte de lo planeado.

Así que me levante de la cama y salí al comedor.

La cena ya estaba lista y terminada. Justin estaba en el sofá viendo algo en la televisión con Jake al lado mientras comentaban - a su manera - un programa de televisión.

-No vuelvas a hacer esto - gruñí cerrando los ojos al entrar en la cocina y encendiendo la luz.

-¿El qué? - preguntó Justin todavía desde el sofá.

-He dormido demasiado, vas a tener que aguantarme toda la noche a modo de castigo - no quise fulminarlo con la mirada, bastaban las palabras.

-Necesitas descansar - su voz sonó más cercana.

-Hazme caso, no lo necesito. Tengo cosas que hacer... - Justin me cortó.

-Oh, no, ni hablar - se puso justo delante de mi con rostro serio - a la cama.

-Justin - suspiré - hablo en serio cuando digo que estoy bien, claro que no soy capaz de correr un maratón ahora mismo, pero necesito hacer unas cuantas cosas antes de marcharme en dos días.

-Marcharnos - corrigió.

¿Eso estaba claro? ¿Esa corrección decía claramente que él no iba a dejarme y todo iba a seguir igual una vez que volviésemos a California?

Tragué saliva y el nudo que se había formado en mi garganta. El vomito de palabras estaba llegando. Quería saber si él pensaba exactamente igual que yo.

Vuela Libre #2 (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!