𝟑𝟗

7K 820 1K
                                    

EVA Y FELI ESTABAN EMOCIONADOS,hace mucho tiempo que no tenían un rato en paz y a solas

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

EVA Y FELI ESTABAN EMOCIONADOS,
hace mucho tiempo que no tenían un rato en paz y a solas.

Prepararon todo con rapidez y se dirigieron a la playa,Eva vestía una camiseta de river que hacía juego con la que tenía su novio; el color del bikini de ella era celeste, y el short de baño de el también era de ese color.

Decidieron vestirse matching, la idea había sido de la pecosa pero el ojiazul aceptó rápidamente al ver la emoción de su novia al elegir los outfits, el se encontraba muy nervioso, hoy tenía planeada una sorpresa para su chica y le daba miedo arruinarlo.

Desayunaron rápido las galletitas y tomaron terere, habían traído un pequeño parlante que reproducía canciones aleatorias.

―¿Vamos al mar gorda?.―Ya habían terminado de comer y tomar todo, la idea de Feli era poderse meter al agua junto con su novia.―Yo te cuido, no te voy a hacer las boludeces que te hizo Matias.

Eva lo miró e hizo una pequeña mueca.―No se, me da un poco de cosa igual.

―Por fa.―La agarró de las manos.

―Esta bien, pero no vamos a lo profundo.

El asintió y le dió un pequeño beso, dejaron sus cosas bien guardadas y fueron hasta el mar, Felipe tenía su brazo envuelto en los hombros de ella, dejaba pequeñas con su pulgar en la piel de la chica.

―Me llegas a hundir o a mojar el pelo y te juro que terminamos.―Feli la abrazó más fuerte cuando sus pies tocaron el agua fría de la playa.

―¿Otra vez vamos a terminar?.―El la miró desde arriba con una ceja levantada, vio como su novia asentía y la cargo al estilo princesa.―Así no te vas a mojar nada gorda.

―Mejor, porque tengo el pelo planchado y no quiero que se me arruine.

―Agarrate fuerte linda.―Feli sujetó mejor las piernas de la chica.

―¿Que, por que?.―Eva lo miró confundida pero igualmente reforzó su agarre en el cuello de su novio.―Ojo con lo que haces.―El chico no la dejó terminar, ya que la inclinó un poco para que una ola le mojara las puntas del pelo, el agua ni siquiera le rozo la cara, por lo que ella pudo soltar un pequeño grito; haciendo que el chico riera y volviera a acomodarla mejor en sus brazos.―¿Que haces tarado?, ¡No te rías Felipe!.

―El pelo lacio te queda lindo, pero tus ondas son hermosas gorda.―Se intentó justificar y le dio un beso en el cachete.

Eva bufo con una pequeña sonrisa y dejó que su novio siguiera llevándola un poco más profundo en el mar, el sabía que apenas la pecosa le dijera que pare el ya no iba a caminar más.

𝐏𝐄𝐀𝐂𝐄; 𝗳𝗲𝗹𝗶𝗽𝗲 𝗼𝘁𝗮ñ𝗼Donde viven las historias. Descúbrelo ahora