𝟏𝟏

17.6K 1.8K 498
                                    

MATIAS SE SENTÍA SATISFECHO,había logrado que sus dos amigos se dieran cuenta que estaban enamorados el uno del otro, pudo hacer que Felipe se la chamuye (o que lo intente) y con Eva pensaba hacer lo mismo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

MATIAS SE SENTÍA SATISFECHO,
había logrado que sus dos amigos se dieran cuenta que estaban enamorados el uno del otro, pudo hacer que Felipe se la chamuye (o que lo intente) y con Eva pensaba hacer lo mismo.

Sabía que con ella le iba a costar un poco más porque siempre parecía estar en la luna, pero se tenía fe; Si lo había logrado con Pipe podía con Eva.

Había ideado un plan para cada uno. Primero que nada, no le iba a contar a Felipe que Eva estaba enamorado de el, así como tampoco le contó a Eva que Feli estaba enamorado de ella.

Su plan consistía en lo siguiente, iba a lograr que la chica entienda que Feli sentía algo por ella y empezara a ser menos vergonzosa con el. Mientras que con el chico iba a seguir con lo mismo de antes, ayudarlo a chamuyarsela.
Sonaba fácil pero la verdad que era un re quilombo hacer que Eva deje de estar en una nube de pedo, ni hablar que el boludo de su amigo no sabía ejecutar instrucciones totalmente básicas.

Cuando Mati escuchó lo que su amiga le había dicho, casi se pone a llorar de la emoción; Gritó, saltó y la abrazó, le dijo que era una boluda por tardar tanto en darse cuenta pero que igual la amaba. Luego de eso, festejaron comiendo brownies mientras que el escuchaba atentamente el lado de Eva sobre todo lo que paso con Felipe.

―Dale seguime contando.―Ya habían pasado 3 horas que la chica le estaba contando las cosas, Matias parecía no aburrirse nunca de ese tema.

―Ya te conté todo Matu.―Tomó un poco de su café.―No se que más queres que te diga.

―Todo boluda, quiero saber todo lo que sentís cuando estas cerca de Pipe .―No paraba de comer los brownies que había hecho su amiga.―Ahora entiendo porque Felipe se enamoró de vos, esto es riquísimo.―Puso los ojos como platos cuando se dio cuenta de lo que dijo en voz alta, tuvo suerte que la chica, otra vez, parecía estar en la luna de valencia.

―¿Dijiste algo Matu?.―El negó rápidamente.―Ah es que escuche que murmuraste algo. Perdón es que estaba pensando.

―No no, no dije nada.―Agradeció por primera vez de que su amiga haya estado en una nube de pedo.―¿Vos en que estabas pensando?.

Dudo si responderle y pensó en obviar la pregunta.―Estaba pensando que hacer con lo de Feli.―Se empezó a estirar la ropa mientras su amigo se le tiraba encima, dando un grito agudo.

―Ni te preocupes por eso hermana.―La chica levantó las cejas ante como la llamó su amigo.―Yo te voy a ayudar a conquistarlo.
















Feli y Fran se encontraban en los vestuarios, habían grabado por un par de escenas y ya debían irse para descansar.―Che Pipe.―El antes mencionado lo miró para que el hable.―¿Que te paso hoy al mediodía que le tiraste ese chamuyo pedorro a Eva?.

El chico se puso colorado y bufó.―¿Te pareció pedorro lo que le dije?.

Fran no sabía si decirle la verdad o mentirle.―Y la verdad que si.―Escuchó a su amigo insultar por lo bajo.―Medio choto lo que le dijiste Pipe.

―Bueno es que.―Salió del vestidor.―No se que mierda me paso hoy la verdad, no te puedo responder esa pregunta que me dijiste antes.

―Lo que te paso hoy y siempre es que estas hasta las manos con Eva.―Fue el turno de Fran de salir de su vestidor.―Entonces te pones nervioso y decís boludeces.―Se dio cuenta que se la estaba bajando un montón a su amigo.―Igual ojo, lo hiciste muy bien para recién estar empezando a chamuyartela.

Siguieron hablando un rato mas hasta que terminaron todo, decidieron que iban a pasar por la pieza de Eva para buscar a Matias, según Agus Lain ahí es donde el se encontraba.

Tocaron la puerta y la abrió la chica, Feli la miró a los ojos y Eva, sintiendo como que ellos tenían una especie de imán, instantáneamente los de ella se dirigieron los de el. Fue por unos pocos segundos, suficientes para empezar a sentir cosquilleos en la panza.

―¿Paso algo chicos?.―Inconscientemente, la mirada de Eva se desviaba siempre a Felipe.―Si buscan a Mati esta ahí tirado en mi cama, creo que se durmió.

Los chicos pasaron y se sentaron en el pequeño sillón de la habitación, empezaron a hablar de pelotudeces entre todos. Feli prestaba atención a la chica; Veía como sus ojos se achinaban si ella contaba algo que le gustaba, como sus manos acompañaban el relato como si fuera un baile y como su boca se movía al hablar. Se prometió mentalmente que nunca olvidaría esos detalles de ella, se prometió recordarlos para siempre.

―¿Y vos Pipe?.―Fran lo miraba con una sonrisa burlona.―¿Que opinas de lo que contó Evita?.

Lo iba a matar después, de eso estaba segurísimo.―Ah.―Se puso rojo al darse cuenta que verdaderamente no sabía de que carajo estaba hablando, solo se concentró en los movimientos y facciones de ella.―Perdón Evita estaba re en otra.― Ella le dio una sonrisa reconfortante y empezó de nuevo con su relato.

Un tiempo después, Fran acompañó a Mati en el sueño, quedando Feli y ella solos. Esto no era problema para ninguno de los dos, ya que adoraban la compañía del otro. Pero hoy tenían cosas en la cabeza que era bastante difícil todo eso.

Decidieron hacer como sus amigos y también intentar irse a dormir, pero no podían. Felipe se ponía extremadamente nerviosa con la chica acostada tan cerca suyo, y ella ni hablar. De solo pensar que Feli estaba literalmente al lado de ella lograba hacer que colapse de los nervios.

Recordaban la primera vez que durmieron juntos, el tweet de Juani, los interrogatorios de Enzo, las jodas de sus amigos y como olvidar, el desmayo. Si bien había sido todo bastante feo, daría lo que sea para poder volver a dormir así con el.

Tomo todo el valor que tenía y se olvido de la vergüenza: Se acercó a Felipe y escondió su cabeza debajo del mentón de el. El chico al principio se asustó pero sonrió, empezando a jugar con el pelo de Eva.

Ninguno de los dos decía nada, solo disfrutaban de la compañía del otro. La pecosa fue cayendo en un profundo sueño gracias a las caricias en el pelo que le proporcionaba Feli, el cual no ceso ni aunque ella estuviera dormida.















 La pecosa fue cayendo en un profundo sueño gracias a las caricias en el pelo que le proporcionaba Feli, el cual no ceso ni aunque ella estuviera dormida

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Holaa, estoy re emocionada con esta historia. Ya escribí el final y todo, por lo tanto tengo que ponerme a hacer que activen rápido para poder escribirles el final que espero que les guste tanto como a mi.
Pido disculpas de antemano por las faltas de ortografía que pueden llegar a haber en el cap.
Espero que les guste, chau!!

Oliviabestlouie.

𝐏𝐄𝐀𝐂𝐄; 𝗳𝗲𝗹𝗶𝗽𝗲 𝗼𝘁𝗮ñ𝗼Donde viven las historias. Descúbrelo ahora