𝟏𝟒

18.1K 1.9K 1.7K
                                    

HABÍAN PASADO UN PAR DE DIAS desde el casi beso entre Eva y Feli, todas las oportunidades que tuvieron para hablar optaron por omitir ese tema

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

HABÍAN PASADO UN PAR DE DIAS
desde el casi beso entre Eva y Feli, todas las oportunidades que tuvieron para hablar optaron por omitir ese tema.

―¿Ya hablaste con Pipe?.―Santi era el que mas insistía en que los dos chicos tenían que charlar sobre el tema. Eva negó y siguió comiendo su manzana.―Tendrías que Evita, casi se dan un beso. No puede ser que lo ignoren.

―Pero yo no quiero hablar Santi.―Empezó a mirar sus dedos. ―No quiero que se arruine todo entre nosotros.

―No se tienen por que arruinar, el te quiere igual a como lo queres vos.―Ella lo miró.―Si lo hablan pueden llegar a tener algo muy lindo, pensalo. ¿Si?.―Asintió terminando su manzana.

Blas salió de la carpa donde los maquillaban. Ya habían terminado de grabar el alud y fue a que lo desmaquillaran, hoy debía prepararse todo porque ya se iba a casa.―¡Blas!.―El de rulos giro la cabeza cuando escucho el grito de su amiga llamándolo.

―Hola Evita.―La saludo y acepto gustoso el abrazo que le proporcionó su amiga.―¿Hablaste con Pipe?.―La chica rodó los ojos, ya perdió la cuenta de las veces que le habían preguntado eso en lo que iba del día.

―No todavía no hable.―Se pararon y empezaron a caminar.―Tampoco creo que hable.

―¿Por que no?

―No tengo ganas de hablar de eso Blas.―Acelero el paso intentando alcanzar al chico, tenía las piernas mucho mas largas que ella y eso hacía que le costara mucho seguirle el ritmo.

―Bueno, cuando quieras sabes que me podes decir.―La abrazo por los hombros.―Vamos a merendar, ¿Queres?.―Asintió emocionada, adoraba merendar.

Apenas llegaron al comedor, ella agarró muchas cosas dulces, las amaba; Mientras que Blas agarró un par de facturas, finalmente no tenía que hacer mas esa tediosa dieta.

―Hoy a la noche vamos a salir todos.―Se sentaron a comer.―Organizaron una despedida para los que nos tenemos que ir ya. Hoy grabamos la última escena juntos, que fue la del alud.

―Si me aviso Enzo.―Revolvió su café.―Los voy a extrañar mucho, a vos y a Agus.―Blas le sonrió.

―Cuando tu hermano termine nos vamos a juntar Evita.―El de rulo se comió un pedazo de brownie.―Cambiando de tema, ¿Ya sabes que te vas a poner a la noche?.―La pecosa negó. ―¿Y que esperas boba? Vamos a buscar a los chicos así te ayudamos.

Se levantaron y fueron a la habitación, gracias a dios Pipe no estaba.―Vengan que tenemos que ayudar a Evita para ver que se pone a la noche.―Sus amigos los siguieron hasta la pieza de la chica.

Empezaron a revolver y a sacar prendas para que su amiga se probara.―Mira esto.―Fran le dió un vestido lila ceñido al cuerpo y corto.―Probatelo, anda.

Eva, sin poner oposición porque sabía que sería en vano, se levanto y fue al baño a cambiarse; cuando terminó dio un vistazo al espejo, no estaba tan mal.

𝐏𝐄𝐀𝐂𝐄; 𝗳𝗲𝗹𝗶𝗽𝗲 𝗼𝘁𝗮ñ𝗼Donde viven las historias. Descúbrelo ahora