25

6K 367 17
                                    

Katerina

Me despierto ante unos golpes en la puerta de la habitación. Vinnie sigue durmiendo así que no entiendo que puede ocurrir.

- ¡Vi!- oigo al otro lado. Es Sam.- venga hermano, tenemos que ir a por lo de Jacobs. Son casi las once.

Abro los ojos como platos al darme cuenta de que estaba medio desnuda y en cualquier momento podría entrar.

- Vinnie.- despierto susurrándole al oído. En pocos segundos se levanta quejándose hasta que oye los gritos de nuestro amigo.

- escóndete en el armario.- dice en un susurro también levantándose rápidamente. Corro al mueble y me sonríe levemente antes de cerrar la puerta de este. Suspiro cansada.

- ¿has visto a Kat?- pregunta Thomas entrando también a la habitación. Deduzco que Vinnie niega con la cabeza al no oír respuesta.- la busca su padre. Alguien ha ido a verla a su casa.

Reflexiono en quien puede ser. Nadie que no conozca mi padre se sabe mi dirección.

- puede que venga a desayunar. A lo mejor está con Avani.- excusa el castaño haciéndome sonreír solo con imaginarme su cara al mentir.

- bueno, vístete. Te esperamos en el coche.- vuelve a hablar el pelinegro.

Oigo la puerta cerrarse y rápidamente unos pasos hacia mi lugar. Abre la puerta y me agarra sacándome del espacio.

- ¿cuánto tiempo más vamos a seguir escondiéndoles esto a ellos?- digo entre sus besos. No responde. Simplemente encoge los hombros y vuelve a besarme antes de separarse y recoger mi ropa. Me la da y vuelve su mirada a la ventana para empezar a ponerse la ropa.

Suelto un quejido leve mientras me visto. A pesar de quererle odiaba que me diera mi ropa así y me mandara salir por la ventana solo para que nuestros mejor amigos no se enteraran de que estamos juntos.

Bueno, puede que esté exagerando. No estamos juntos. Para mi si. Para él no. Quiero decir; nos queremos, él no está preparado para nada serio así que simplemente nos tratamos como novios sin serlo. Duermo con él, le beso, le acaricio el pelo al despertar...y luego actúo como si fuera un amigo cualquiera delante del resto.

Probablemente a él le haga feliz la situación. Pero yo ya llevo más de un mes muriéndome por dentro cada vez que quiero darle un beso en el desayuno o viendo una película y no poder por tener a Nate al lado.

Me da otro beso antes de dirigirme al ventanal de la habitación para salir.

- te veo luego.- dice como despedida.- te quiero.- murmura cerrando la puerta del cuarto.

Llego a mi casa tras un largo camino cansada. No podía dejar de pensar en si yo era la mala de la película que trataba de obligarle a tener algo que no quiere o si realmente merezco algo sincero y público.

- hey.- saludo a mi padre entrando. Me mira con una sonrisa amable por alguna razón. Se acerca y me da un pequeño beso en la frente.

- hay un chico en el jardín esperando.- avisa antes de dirigirse a la cocina. Salgo de la casa confusa. Rezaba para que no fuera otro secuestro.

- puritana.- llaman a mis espaldas. Ya se quien es solo por cómo me llama. Sonrío levemente y me acerco a su coche.- casi dos meses sin vernos.

- si...- afirmo cruzándome de brazos sin saber que responderle.- ¿cómo estás?

- bueno, bien de dinero que es lo que importa.- contesta haciéndome negar. Sabe que me molesta que diga cosas así. Estuvimos tan poco tiempo juntos y aún así sabíamos tantas cosas el uno del otro.- ¿y tú?- deja de sonreír.- ¿Estás con él?

- estoy bien.- acoto sin saber que responde a lo segundo.- no, no estamos juntos.- acabó diciendo algo dolida a pesar de que tener que tener que respetar la decisión de Vinnie.

- tengo oportunidades entonces...- se burla causando que sonría. Tras unos segundos sin hablar y solo mirarnos a los ojos con una sonrisa tonta, le pregunto.

- ¿qué haces aquí Fez?

- es por lo de la semana que viene.- explica.- en la fiesta de las cestas habrá un intento de atacar a tus chicos. Quería avisarte para que no vayas.

- ¿qué?- pregunto acercándome a él algo nerviosa.- ¿quién va a atacarles?

- mi socio.- responde tras varios segundos en silencio. Parece avergonzado.- mira, intenté calmar la situación pero Hacker nos ha robado un muy buen cliente, alguien que nadie puede conseguir así como así.

- ¿estás loco? ¿Vas a meterte en esto? ¿Le quieres matar?- pregunto casi a punto de explotar. Me enojaba encima viniera a decírmelo justificándose.

- él se lo ha buscado Kate. Tú, en cambio, no has hecho nada así que no irás a la fiesta.- parece una orden.

- ¿te crees que no voy a decirles nada?- cuestiono con algo de ironía.

- estoy seguro de que no lo harás.- suelta haciendo que levante la ceja confusa ante su seguridad.- ¿cómo vas a explicarles de dónde has sacado la información? ¿Les vas a decir que he venido a verte? ¿Les contarás lo del beso?

Me quedo callada. Se me encoge el pecho ante sus palabras. Tenía razón, no me atrevía a decirles nada del beso. Estoy segura de que su reacción será aún peor si encima les digo que ha venido a avisarme a mi. Solo a mi.

- son mi familia.- digo en un aliento roto.- si yo te importara lo más mínimo evitarías todo esto.

Me giro entrando a casa y dejándole ahí sin despedirme. Esto iba a ser un desastre.

Arcade; Vinnie HackerDonde viven las historias. Descúbrelo ahora