"Estoy tan orgulloso de mi hermisa y exitosa mujer..."

POV. Christian.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - -  - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Estoy sentado conduciendo el auto, directo al centro comercial para comprar los ingredientes de la pizza que Ana quiere comer, casi nunca vamos al centro comercial, y mucho menos para hacer compras, de eso se encarga Gail, pues para eso le pago, para que se encargue de las cosas de la casa, pero hoy Ana quiere ir a comprar ella misma los ingredientes y bueno no le puedo negar nada a ella. Está sentada en el asiento del copiloto con el cinturón de seguridad con el sol del típico domingo por la mañana dándole en el rostro, haciendo que se vea mucho más hermosa de lo que es, aunque es casi imposible, soy un jodido afortunado por tener una esposa tan hermosa.

Mi princesa Phoebe está en el asiento de atrás jugando con su peluche, bien segura claro me asegure yo mismo de que este segura en su asiento de bebe antes de ponerme a conducir. Teddy está jugando con un avión mirando a la calle, siempre le gusta viajar en auto viendo los arboles, el paisaje que hay a nuestro alrededor, hace con sus manitos como si fuera una cámara tomando fotos, espero que cuando crezca no se le ocurra ser fotógrafo me opondría rotundamente pues yo quiero que él estudie finanzas para heredarle mi empresa a él, pero por el momento no me tengo que preocupar por eso  pues es un niño todavía... Ojala que se quedarán así para siempre mis hijos, no me quiero ni imaginar cuando crezca Phoebe la cantidad de muchachos que va tener babeando por ella, por ser una Grey que de por si ya es un apellido reconocidísimo, y porque va ser hermosa mi princesa igual que su madre pero con ojos grises que siempre que la veo me hipnotizan, pero tampoco es momento de preocuparse de eso porque todavía es una bebe y además cuando crezca yo mismo me encargare de espantar a todos los que osen acercarse a mi princesa, como me he dicho a mi mismo Phoebe no tendrá ni sexo, ni novio hasta los 30 años como mínimo, cuando ya tenga su carrera de administración empresarial bien hecha, pues ella  y Ted van a dirigir mi empresa...

Taylor con unos más de seguridad están en un auto detrás de nosotros, vigilando que nada malo pase, aunque nada malo ha pasado últimamente, uno nunca sabe, en el mundo empresarial hay mucha envidia.

 Yo en presidente de la empresa más importante del país, triunfador y guapo según dicen algunas mujeres... Y Anastasia que no se queda atrás la presidenta de la editorial que en los dos últimos años se ha convertido en la más importante del país desde que tomo el mando de la empresa ella y definitivamente hermosa, yo sabía que Ana tenía mucha capacidad para dirigir una empresa y lo ha demostrado muy bien, ha ganado muchas portadas en los periódicos como la mujer más exitosa del último año, y yo también como el hombre más exitoso, hacemos una buena dupla, haciendo que la fortuna que ya tenía, ahora con los ingresos de ella crezca muchísimo más. Le he dicho para pasar la editorial a su nombre, pero ella no quiere aceptar eso es lo que me encanta de ella su tenacidad, pues quiere hacerse conocida por ella no por ser la señora Grey la esposa del multimillonario Christian Grey dueño de la más importante empresa del país, y si que lo ha conseguido pues su nombre ya está en boca de muchas personas, de algunas empresarios que quieren que dirija otra editoriales pero ella todavía no acepta ni una, a veces me irrita que no deje que la ayude pero yo me las arreglo para convencerla. Nos invitan a muchas entrevistas en la televisión, periódicos a Ana y a mí asistimos a algunas pues no nos gusta mucho nada de eso, también les gusta tomarnos fotos para las revistas de familia, fotos de mi familia, lo cual si me irrita pues no quiero que Phoebe y Ted crezcan así en el mundo de la fama lo cual es casi imposible pues solo llevar el apellido  Grey es señal de reconocimiento, y Grey Steele es un reconocimiento aún mayor.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!