"Anastasia Steele. Te quiero. Quiero amarte, honrarte y protegerte durante el resto de mi vida. Se mia. Para siempre. Comparte tu vida conmigo. Casate conmigo..."

Aviso: Si son menores de edad por favor no lean este capitulo.

POV. Anastasia.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

 Me despierto con los rayos del sol dándome en la cara, ruedo mi cuerpo para recostarme en mi marido, pero no hay nadie, miro al reloj son las 9 de la mañana. Me levanto de la cama desesperada voy hacía la cuna de Phoebe y pero no está. Seguramente ya Christian está abajo con mis niños para que se vayan a visitar a su abuela, pues hoy sábado ella los quería tener, aunque me cueste separarme de ellos, al menos voy a tener una recompensan... A mi marido para mi sola por unas horas al menos. La Diosa que llevó adentro se despierta de su largo sueño que ha estado.

Apresurada voy y me coloco mi bata color gris como los ojos de mi precioso marido, me peino el cabello, me lavo la cara, y salgo del cuarto, entro al cuarto de Teddy y también está vacio con la cama ya tendida. Bajo a la primera planta y encuentro a Christian con Phoebe en brazos y Teddy sujetándole la mano a punto de salir.

-Se iban a ir si despedirse de mi .- digo en voz alta fingiendo indignación. Al escuchar mi voz Teddy voltea y viene corriendo. A Christian se le iluminan los ojos llenos de amor mientras también se acerca a paso lento.

Teddy se lanza a mis brazos y yo lo alzo con mucho cariño .- Chau mami, voy onde buelita .- me dice dándome un beso en la mejilla.

-Chau Ted, pórtate bien y no le hagas renegar  a la abuelita .- le digo dándole un beso en la frente, y él se baja de mis brazos y sale corriendo.

-Ted quédate ahí parado en la puerta hasta que me despida de mami .- le grita antes de que Teddy salga corriendo y el como siempre le hace caso se queda parado en el marco de la puerta jugando con un avión, luego acerca sus labios a la oreja de Phoebe .- Dile adiós a mami .-

-Pasádmela .-

-No señora Grey, mi princesa está feliz conmigo .- me dice con una sonrisa .- Y además si te la doy no la vas a querer soltar.-

Pongo los ojos en blanco y le doy un beso en la cabecita a Phoebe .- Chau princesa, cuídate, te voy a extrañar .- ella me dedica una sonrisita. Luego levanto la vista y Christian me ve con ojos llenos de amor.

Se acerca a mi labio y me da un beso de me desestabiliza rápidamente despega sus labios .- Espérame aquí nena, en un rato vuelvo, y la vamos a pasar muy bien..-

-Christian si no quieren quedarse, no importa los planes que tengamos, los traes .-

Pone los ojos en blanco .- Esta bien nena.-

-¿Vas a poder llevarlos solo? ... No sé porque le diste el día libre a Taylor..-

-Qué poca fe me tiene señora Grey, claro que puedo llevarlos solo, y le di el día libre a Taylor porque quería pasar tiempo con su hija.-

-Está bien, Christian, anda yendo que Teddy se está aburriendo ahí parado .-

-Está bien nena, ya sabes espérame no tardó mucho.- dice en un suspiro y me da un casto beso en los labios, luego se aleja con Phoebe en brazos, y agarra a Teddy de la mano salen de la casa... Y escucho el sonido del auto alejándose. Suena tonto pero ya los extraño. Tarada dejas que se lleven a tus hijos solamente porque quieren tener sexo me grita mi subconsciente sexo duro le corrijo. Luego decido ignorarla.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!