POV. Anastasia 

Entramos al auto luego de que la doctora nos diera las recomendaciones, y estoy completamente segura que el señor controlador se va hacer cargo de que las siga al pie de la letra, no tuvimos mucho inconvenientes con los paparazzi, fue una salida tranquila, fue lo mejor para ellos, pues ahora que Christian sabe que vamos a tener dos niñas va ser aún más sobreprotector aunque no se si se pueda, aunque con Christian nada se sabe siempre traspasa sus propios límites.

Llegamos a la casa, Taylor le abre la puerta del auto a Christian para que baje, y luego Christian rodea el auto con sus pasos elegantes, como el adonis que es, es perfecto… Me abre la puerta del auto y extiende su mano con la palma hacía arriba.

-Señora Grey, si me lo permite.- dice con una amplía sonrisa, yo le acepto la mano con mucho gusto, salgo del auto y le doy un casto beso en los labios, pero como siempre mi marido termina intensificando el beso, abro la boca para respirar, y él mete su lengua juguetona dentro de mi boca. Lo alejo un poco de él, y él me mira con ojos llenos de lujuria.

-Christian estamos fuera de la casa.- digo entre jadeos.- No creo que  te hayas convertido en exhibicionista.-

Él cierra los ojos fuertemente para relajarse, y veo como poco a poco el bulto que tiene en su entrepierna va desapareciendo, abre sus ojos grises ya más relajado.-Siempre tan prudente señora Grey.- me da un casto beso.- Ahora vamos adentro que tenemos que darle la noticia a nuestra familia.- comienza a arrastrarme dentro pero yo me detengo.

-¿Qué?-

-Ah le dejamos a Phoebe a mi madre, le dije que llamará a mi padre y a Mia, para darle la noticia, mi padre le dijo que iba a recoger a Teddy, que deben estar adentro ya todos, menos Eliot y Kate que tienen unos problemas, y claro tu madre y tu padre que no han podido venir.-

-¿Y cuándo pensabas decírmelo? – le preguntó un poco irritada mientras avanzamos a la casa, mierda nunca me consulta nada.

-Te lo estoy diciendo ahorita.- se encoge de hombros, doy un suspiro de resignación mientras entramos a casa.

En la sala vemos a Mia, Carrik y Grace sentados, Christian pasa primero y yo voy detrás de él, no sé porque no se habrán dado cuenta  de mi barriga, claro no está muy grande que digamos pero igual se nota. Me siento al lado de Christian, y él me aprieta la mano mientras me sonría su familia se nos queda viendo, aunque Grace ya sabe lo que vamos a decirles.

-Antes que nada.- se aclara la garganta Christian.- ¿Dónde están mis hijos?-

-Phoebe se ha quedado dormida, está en su cuarto.- nos informa Grace.

-Y Teddy lo recogí del Kínder, lo llevé por un helado, y en el carro también se quedo dormido, lo llevé a su cuarto.- dice Carrick , siempre que hablar de su nieto sus ojos se llenan de orgullo, no queda nada del señor formal que conocí la primera vez, ahora solamente es una persona completamente agradecida por sus nietos, y ahora cuando se entere que va tener dos más.

-Christian ya dinos para que querías que viniéramos.- dice Mia desesperada, ay Mia, Mia, Mia.

Christian me mira a los ojos, como pidiéndome permiso para que el les cuenta, yo e encojo de hombros y asiento con la cabeza, me da un casto beso en la cabeza, y luego mira a su familia.

-Como quisiera que estén todos reunidos, para que compartan conmigo la feliz noticia que les voy a dar, me llena de orgullo informarle que mi esposa y yo vamos a ser padres nuevamente.- dice lleno de orgullo mientras me acaricia la barriga.

Carrick  y Mia se quedan en shock procesando todo mientras Grace nos sonría, cuando se enteren que son mellizas, y mujeres se van a desmayar.

-Yo me di cuenta que estabas un poco gorda pero preferí no preguntar.- dice Mia aún incrédula.- Ustedes si que no paran.- dice con una amplia sonrisa, mientras da una salto en su asiento y me abraza fuertemente, Christian se pone rígido seguramente pensando que me está haciendo daño, luego abraza a Christian y le da un beso en la frente, Carrick se acerca y me besa la mejilla y me soba la barriga, luego le da la mano a Christian y un abrazo, Grace comoya sabía simplemente nos si un suave beso en las mejillas a ambos, luego se sienta para que sigamos con las noticias.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!