"Te extraño mi Ana..."

POV. Christian.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 

Ha pasado una hora desde que Ana partió hacia el aeropuerto son las 9 de la mañana su vuelo se adelanto, y ya la extraño solo espero que estos día pasen rápido, no la pude acompañar hasta el aeropuerto pues mis hijos estaban durmiendo, mi princesa sigue durmiendo.

-Papi, mami donde está.- me pregunta Ted al frente mío que está jugando con su carro.

-Mami, se ha ido en avión.- le digo con una sonrisa, mientras busco un número en mi blackberry.

-¿Cuándo viene?.- pregunta Teddy preocupado.

-Tranquilo campeón, mami vuelve en unos días, con chocolates para que comas.- a mi no me gusta que coma chocolates pero todo lo que sea para que no se ponga a llorar ahorita.

-Si chocoate.- se emociona Teddy al decirlo y vuelve a jugar con su carro. Como me voy a quedar con él estos dos días decidí no enviarlo al Kínder ¿Por qué? Porque puedo, pero seguramente Ana se iba molestar pero ya luego me encargare de eso.

Encuentro el número a quien quería llamar y lo marco, después de dos timbradas contesta.

-Christian, buenos días, que milagro que todavía no estés en la empresa.-

-Buenos día Rose, ya saben que no iba ir hoy al trabajo, que me iba quedar con mis hijos, además no tengo por qué darte explicaciones.-

-Que geniecito Christian, estás más gruñón que de costumbre. Y si  ya lo sabía solo quería escucharlo que lo dijeras tú.- dice en tono burlón.

-Ya Rose, terminaste con tus burlas hacía mi...-

-mmm... déjame ver... creo que sí ya termine... oh no no espera... ahora vas a ser un amo de casa, con tú delantal y todo, vas a cuidar a tus hijos mientras tú esposa sale a trabajar.- dice riéndose a carcajada.- Ahora si ya termine creo.

-Rose recuerda que soy tu jefe y que te puedo despedir en cualquier momento.- le digo serio.

-Pero los dos sabemos que no lo vas a hacer.-

-Cierto porque se me va ser difícil encontrar a  alguien que haga también el trabajo que tú haces, y además sea mi payaso personal, y cobre el mismo sueldo.- digo en tono burlón.

-Ya suficiente de burlarse de esta pobre empleada.- dice fingiendo indignación.- A ver Christian no me llamaste solo para escuchar mi hermosa voz, o ya que no está tu esposa quieres sacar los pies del plato, pero recuerda yo ya tengo pareja y soy fiel Christian, así que si es para eso búscate a otra, además Anastasia me cae súper bien no le haría eso.-

-No te hagas ilusiones Rose, nunca cambiaría a mi esposa por nadie y mucho menos por ti.-

-Auch eso si dolió Grey, pero bien que sabes que muchos se mueren por meterme en su cama.- dice burlándose.- Ya Christian suficiente al grano, que no tengo mucho tiempo ya que no soy la dueña de una compañía y descanso cuando quiero, yo tengo que ganarme el pan con el sudor de mi frente.-

Miro a Teddy un momento que sigue jugando con su carro, tan despreocupado, de pronto escucho el sonido de mi princesa llorar, voy hacía su cuna y la cargo. La recuesto en mi pecho y a penas siente mi tacto se calma, como te quiero mi princesa. Regreso con Phoebe hacía la sala donde Teddy sigue jugando, me siento con Phoebe en mi regazo, mientras muevo mi pierna para que se ría.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!