** Las Decisiones más Difíciles Parte II"

POV. Christian. 

-Quiero el divorcio…-

-¿Estás segura Kate, no piensas que estás tomando una decisión apresurada?-

-Christian, yo lo amo, pero ya no puedo seguir con él, para que voy a seguir con ese matrimonio.- dice con la voz entrecortada, mierda está llorando..

-Tranquila Kate, tienes que ser fuerte por tú hija, acá tienes a Ana, y bueno a mí…-

-Gracias Christian.- dice ya un poco más calmada.

-Está bien, entonces ahora voy a hacer para que manden a Charlie Tango, prepárate, cuando llegues acá te voy a buscar, ¿entendido?, y también escribe las cláusulas que quieres para el divorcio, para dárselas al abogado y tenerlo mañana mismo todo-

-Si Christian, gracias, aunque me cueste aceptarlo Ana tiene mucha suerte.-

Miró a mi dulce esposa, mi Ana, que duerme sobre mi pecho, se ve tan tranquila, tan relajada.- Yo soy el que tengo suerte.-

Cuelgo el teléfono, y bueno necesito hacer otra llamada.

-¿Señor Grey?-

-Taylor sé qué es tarde pero necesito que hagas una cosa.-

-Sí señor, ¿Qué desea que haga?-

-Necesito que prepares el Charlie Tango para que vaya a recoger a Kate, vuelva a contratar al  piloto, te encargues de pagar el hotel, y los servicios de los guardías.-

-¿Algo más señor Grey?-

-No eso es todo, buenas noches.-

Dejo el celular en la mesita de noche, y admiro como duerme mi bella esposa, ahora sí todo se va poner difícil, voy a tener que enfrentar a mi padre, sólo espero que no dañe esto nuestra relación, más que nada por mis hijos, pero estoy tranquilo conmigo mismo porque se que estoy defendiendo una causa totalmente justa, Eliot no puede seguir así, ya dos veces como puede ser tan imbécil, yo nunca podría engañar a mi Ana, porque la amo, y es la mejor mujer que he conocido, la madre de mis preciosos hijos, sigo acariciando su espalda mientras le doy un beso suave en la cabeza, está profundamente dormida, se apega más a mi cuerpo acomodando su cabeza en mi pecho, ella me ama tanto como yo lo amo a ella, es tan magnifico sentir el amor que siente por mí, voy a necesitar mucho su apoyo y se que ella me lo va dar, mi dulce y bella esposa…

++++++++++++

-Oh Ana.- gimo mientras la embisto, ella tiene sus piernas enrolladas en mi cintura y sus manos en mi cuello, está con la espalda contra la pared de la ducha, mientras el agua recorre nustros cuerpos desnudos, sigo embistiéndole lentamente, con cuidado, de no chocar su  barriga de embarazada, ella gime mientras aprieta sus manos en mi cuello, siento las paredes de su sexo que se aprietan, pensionando mi polla, dándome el aviso de su orgasmo que está por venir…- Córrete para mi nena.- digo mientras le doy una última embestida, y mis palabras parece que fueran mágicas, pues se rompe en mil pedazos, liberando su orgasmo, mientras yo suelto mi líquido dentro de ella.- Oh nena, te amo.- le gruño mientras nos recuperamos de tan buena liberación.

+++++++++++

-¿Christian que te pasa?- me pregunta Ana, mientras estoy poniéndome mi traje,  me besa la espalda tan suavemente, tan dulcemente, me doy la vuelta y la miro fijamente, le acuno con mis manos su hermosa cara, y ella con sus manos termina de acomodarme la corbata, se ve tan sexi con su bata, y su barriga de embarazada.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!