** Las Decisiones más Difíciles Parte I **

POV. Christian

Me siento en la cama suavemente para no despertar a mi Ana que se ve tan hermosa dormida, presiono el boton del celular para contestar la llamada de mi padre...

-¿Padre?- hago que mi tono suene como una pregunta, sorprendido que me llame a està hora aunque yo se perfectamente la razón de su llamada.

-Christian Grey, como puedes hacerle eso a tu hermano...-

-Gracias padre, estoy bien, tus nietos se encuentran perfectos, mi esposa embarazada también gracias por preguntar...- respondo un poco irritado, se que debe estar molesto, pero por educación y por cariño debe preguntar primero por mis hijos, siento que la cama se empieza a mover, y veo a Ana que me sonríe, mierda la desperté, ella se sienta al lado mio,y acuesta mi cabeza sobre sus pierna, masajeando mi cabello, solo ella sabe como relajarme, por un momento me olvido que estoy hablando con mi padre, como amo a mi mujer...

-Christian.- mi padre me gurñe, tengo el  teléfono pegado a mi oreja con una mano, mientras con la otra acarició la barriga donde están mis princesas, necesitó todo el auto control..-¿Cómo te atreves a ocultar a su esposa de su hermano?-

-¿Y cómo se atreve el a serle infiel?- gruño, Ana se da cuenta que estoy perdiendo el poco control que tengo, y me da un suave beso en los labíos, y artícula con los labios un te amo, yo asiento con la cabeza con una amplía sonrisa.

-Christian es tú hermano, la familia nos tenemos que apoyar.-

-Eso no quiere decir que voy a apoyar todas sus sivergüenzadas, él hizo mal y tiene que aprender le gruño.-

-¿Entonces lo vas a dejar solo en esto?-

-Voy a apoyar la decisión que tome Kate, yo le ofrecí cuando quiera volver ella lo hará, si quiere el divorcio la ayudare.-

-Se llevó a la hija de tu hermano, sabes que eso es un délito.-

-Se perfectamente padre, y también se que si Kate alega el divorcio por infidelidad el juez le va otorgar la tenencia de Ava...-

-Christian soy tu padre, y el mejor abogado del país.-

-Padre recuerda puedo contratar a los mejores abogados del mundo, y si Kate lo desea lo haré, además no puedo creer que apoyes lo que hizo Eliot.-

-Es mi hijo....-

-Y como tú hijo, debería hacerle saber que hizo mal en vez de estar apoyándole no crees.- gruño mientras Ana me mira perpleja, acariciando mi cabello.

-Christian no pienso discutir sobre eso, sólo no puedo creer que te pongas en contra de tú familia.-

-No me he puesto en contra de ustedes, pero bueno si ustedes lo quieren ver así no tengo ni un problema, si quieren molestarse conmigo está bien, si no quieren verme más es su decisión, pero espero que no metas a tus nietos en esto.-

-Hasta luego Christian, y tus hijos no tienen nada que ver con esto.-

-Que bueno que tengas al menos un poco de cordura, hasta luego padre.- digo y cuelo, al colgar recién me doy cuenta de la magnitud de mis palabras, ¿yo le hable así a mi padre?, deben ser seguro por las hormonas y todo eso, pero no puedo creer que mi padre defienda ciegamente a Eliot.

-Te amo Christian, y los niños y yo siempre vamos a estar contigo.- dice mientras me besa suavemente, sigo aún recostado en sus piernas.

-Lo sé nena, ustedes son la fuerza que me dan a salir adelante.- con una mano sujeto su barriga y con la otra acunó su mejilla, la beso suavemente olvidándome por un momento más de todos los problemas que se me van a venir, pero se que voy a salir adelante por mi familia, comienzo a sobar su barriga, mientras intensifico el beso, de pronto siento dos pataditas, me separo incrédulamente al igual que Ana, miramos los dos a su barriga, acabo de sentir una patadita de mis princesas.- Se han levantado muy juguetonas.- le digo a su vientre mientras beso suavemente, al juntar mis labíos siento nuevamente las pataditas.- Yo también las amo.- le doy un suave beso, y nuevamente sus pataditas, Ana suelta un gritito, la miró preocupado.-¿Te duele nena?-

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!