** Olvidándome de Todo **

POV. Christian. 

Taylor estaciona delante de la casa, al fin no puedo soportar más, estoy muy intranquilo, quiero olvidarme de como van a reaccionar mi familia y la única manera es estando con mi esposa, junto con ella,es la única manera que podre sacar de mi mente todos esos problemas.

Entro a nuestra casa junto con las hamburguesas en la mano, nunca imagine comer estas cosas pero bueno desde que Ana a quedado embarazada de mis mellizas me han dado estos antojos, solo espero que a ellas no les gusté comer estas comidas, porque sino van a tener muchos problemas con su padre sobre ese tema.

En la sala no hay nadie, seguramente debe estar en el cuarto, sirvó dos vasos de limonada para comer con las hamburguesas, mierda me he convertido en todo un hombre casero, si me hubieran dicho que este sería mi futuro los hubiera mandado a la mierda, pero me encanta amo a mis hijos, y a mi esposa.

Antes de ir al cuarto y pasar tiempo de cálidad con mi amada esposa, entro al cuarto de Teddy, ya no está Phoebe acá seguramente Ana la habrá llevado a su cuarto, espero que hayan cenado mis hijos, lo arropo bien a Teddy, le doy un beso en la frente, mi campeón será un excelente hermano mayor, y ahora que va tener 3 hermanitas espero que sea tan protector como yo, igual yo le enseñare para que no deje que nadie se acerca a sus hermanitas, aseguró que este bien cerrada la ventana, cierro las cortinas, y salgo del cuarto lentamente para no despertarlo.

Entro al cuarto de mi princesa que está profundamente dormida con su oso de peluche abrazado, dejo los vasos de limonada y las hamburguesas a un lado, aseguro las ventanas y la cortina también no quiero que pase frío mi princesa, se ve tan linda dormida.

-Nena ya vas a tener amiguitas para la escuela de monjas.- le susurró y le doy un beso en la frente.

Salgo de su cuarto con las limonadas y hamburguesas, y ahora a entrar a la habitación de mi esposa a pasar tiempo de cálidad.

Al entrar voltea a verme, se ve hermosa con su barriga de embarazada, y su ropa de dormir de seda color gris, deja de cambiar de canales en la televisión, y me sonríe tímidamente, golpea suavemente el lado donde duermo para que me acueste.

Al acercarme dejo las limonadas, y las hamburguesas.- Hola nena.- le beso suavemente el labío.-Hola mis princesas ¿extrañaron a papi?- le beso suavemente la barriga y siento una patadita, se me iluminan los ojos de la emoción, la miro a Ana y está igual de emocionada que yo.

-Es la primera vez que lo hacen.- dice aún incrédula.-Seguro al igual que yo extrañaron a su papi.-

-Yo también las extrañe.- le beso suavemente los labío.- Come una hamburguesa, voy a cambiarme.- ella me sonríe mientras voy a buscar mi ropa de dormir.- Una Anastasia las demás son mías.-

-Qué goloso señor Grey.-

Me saco la ropa, quedo completamente desnudo, siento la mira de Ana que recorre todo mi cuerpo, y mi polla instintivamente se despierta pidiendo a gritos estar dentro de ella.-¿Admirando la vista señora Grey?-

-Siempre, Christian, no me canso de observar lo guapo que eres.-

Me cambio de bóxer y me pongo mi pantalón de pijama dejando mi torzo completamente desnudo, y una parte de mi vello púbico a la vista, me siento al lado de Anastasia, paso una mano por su hombro y con la otra comienzo a comer la hamburguesa, mierda se me hace agua la boca al ingerirla, es tan deliciosa, comenzamos a ver los noticieros y al menos eso es lo único que no me parece basura de todo lo que transmiten en la televisión pasan algunas notas de economía lo cual me interesa mucho pues me ayuda para mi empresa, me termino una hamburguesa doy un sorbo a la limonada.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!