POV. Anastasia.

Ha pasado ya un par de meses desde que Kate prácticamente perdono fácilmente a Eliot, pero he estado hablando con ella y me dice que ya no es lo mismo su relación con él, ya no confía en él y no tienen sexo pues siempre que está a punto de hacerlo, se le viene aquella imagen de él besándose con la perra de Gia… Supongo que esas son las consecuencias de la infidelidad, se pierde la confianza en la otra persona.

-Un dólar por tus pensamientos.- me susurra Christian al oído, y me regresa al presente, estamos en el auto camino al hospital.

-Sólo estaba pensando en Kate.- reconozco tímidamente.

-Ana, ya te dije que ese no es problema nuestro, deja de preocuparte por ellos tienen que solucionar sus problemas solos.- dice en tono serio.

Cambia de tema antes que el voluble de tu maridito pase de la alegría a la molestia me grita mi subconsciente y creo que está vez tiene razón.- ¿Estás nervioso?-

Él se relaja.- Si al fin vamos a saber que sexo son nuestros bebes.- dice dándome un beso en la barriga.- Si quieren hacerle la vida más fácil a su papi, por favor sean hombres.-  me besa tiernamente la barriguita.

-Christian.- le digo enfadada y él solo se ríe y me da un beso en la mejilla. Nos quedamos en silencio yo recostado en mi lugar favorito en mis brazos. De pronto el auto que maneja Taylor se estaciona, y Christian se pone rígido.

-Mierda, como coño se enteran de todo.- dice y no comprendo a que se refiere, hasta que miro por la ventana ya llegamos al hospital, y la puerta está llena de paparazzi, todavía no se ha confirmado la noticia de nuestro embarazo, solo lo saben Grace, Taylor y Gail, y claro Christian y yo. No hemos querido decirle a nadie más hasta saber el sexo de los bebes, aunque cada vez se me hace más difícil ocultar mi barriga de 5 meses, pero ya hoy nos enteraremos del sexo de los bebes y se lo podremos decir a todos, pero no queremos que se enteren por los paparazzi.- Nena, tranquila ponte detrás de mí y por una vez en tú vida por favor mantén la boca cerrada.- me besa suavemente la frente y me ayuda a salir del auto.

Taylor bajo y se pone delante de nosotros, Luke que ha estado en el auto de atrás se pone junto a Taylor, comenzamos a caminar yo detrás de los tres abrazada por la cintura de Christian, Taylor y Luke se ponen de lado y comienzan a hacer un camino para que pasemos,  comienzan los flashes, y las preguntas.

-¿Señor Grey otro heredero?, ¿Es hombre o mujer?, ¿Cuántos meses tiene señora Grey?, ¿Ya les han dicho que van a ser padres? ¿Ya se lo han confirmado?- Comienza a estresarme todos los flashes estoy a punto  de reventar y mandar a la mierda literalmente a todos, normalmente no me irritan tanto, pero con las hormonas alborotadas que tengo no soy responsable de mis actos, y felizmente logramos pasar  antes de que explote y despotrique contra todos los periodistas. Al entrar Christian se relaja  y me da un beso.

-No estuvo tan mal.- dice y comenzamos a caminar agarrados de la mano, todas las miradas de las mujeres, enfermeras, doctoras van directamente hacía Christian literalmente babeando por él, no las culpo yo al conocerlo también estaba así, nos detenemos delante de un escritorio.-Mi esposa tiene una cita con la doctora Green.- dice seriamente a la enfermera.

-Espere un momento.- dice la enfermera que tiene el cabello rubio, que no se que color son sus ojos pues sigue con las mirada agachada mirando unos papeles.

-Señorita por favor no tenemos tiempo.- insiste Christian al pasar los minutos y sigue sin decirnos nada.

-He dicho que espere.- dice la enfermera irritada mientras sigue viendo los papeles.

Veo que Christian cierra fuertemente los ojos y me aprieta a su cuerpo tratando de controlarse.- Acaso no sabe quiénes somos, estamos muy ocupado por favor señorita.- dice Christian un gruido.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!