"Con Grey todo se soluciona en la cama.."

POV. Anastasia.

-Y bien señor Grey.- le digo furiosa.- ¿tienes algo que decirme?.-

-Ana, yo...-

Mi ira sigue incrementando.- Eres un tarado Christian Grey, apenas salgo de viaje de trabajo y te vas corriendo donde esa mujer, a hacer Dios que sabe que cosa, ¿la besaste?, porque en esas imágenes faltaba poco .- digo con aún más ira, él se pone de pie y parece dolido.

Me mira directamente a los ojos .- ¿De verdad crees que la he besado?, Ana pensé que había quedado claro yo no deseo a ni una estúpida mujer más que no seas tú.- se acerca hacía mi, tratando de acariciarme la mejilla, pero me alejo, no puedo permitir que me toque, no...

-La verdad Christian no se qué pensar ya, y aléjate de mi.- le digo y él me mira perplejo .- No sé porque todo lo quieres solucionar con sexo.-

-Ana yo...- se acerca pero yo me alejo más.

-Christian y dime ¿de qué carajos estabas hablando con tu amiguita?.-

El se queda inmóvil pensando si decirme o no, joder ¿me habrá engañado?.- Elena no es mi amiga.-

-Me importa una mierda, lo que son o no, dime de una puta vez lo que hablaron.-

-Elena tiene SIDA.- me dice furioso.

Mierda estúpida como pensaste que te pudo engañar me grita mi subconsciente. SIDA rayos no se lo desearía  a nadie.

-¿Y qué quería?.-

-Qué le de dinero, Ana no la pienso volver a ver.-

-Christian, deja de decirme eso, que luego te llama y la vuelves a ver.- mierda porque soy tan irracional, tengo todas mis hormonas alborotadas que carajos me está pasando.

Christian se acerca a mi cara, sujeta con sus manos, y comienza a besarme, con pasión, su lengua roza la mía, sus manos comienzan a bajar hasta mi culo lo deja ahí, mi diosa interior se comienza a preparar para un buen sexo en el escritorio, pero mi subconsciente le lanza el libro que estaba leyendo, haciéndome reaccionar, no puedo permitir que pase esto, lo empujo y me alejo de él, que me mira totalmente sorprendido.

-Que dijiste me la follo acá y ya se olvida de todo tú estúpida esposa.- le digo con un gruñido.- Pues para tun información señor Grey no soy estúpida.

-Ana yo...- dice en un gruñido.

-¿Qué carajos, pensabas decírmelo?.- le digo totalmente furiosa.

Veo como en sus hermosos ojos grises estalla la ira, se pasa la mano por su cabello tratando de relajarse.- Pues si iba a decírtelo, porque tenemos que comunicarnos y la base de nuestra relación es la confianza, te iba contar toda la puta cita que tuve con ella, pero tu llegas como una esposa neurótica e histérica, reclamándome sin si quiera dejar pronunciar ni una puta palabra.- al parecer no puedo relajarse, está furioso.

Me siento en el sillón, y las lágrimas comienzan a brotar de mis ojos, mierda nuevamente los cambios de ánimos, lloro si poder controlarme, siento la mano de Christian haciendo que levante la vista, me mira preocupado está de cuclillas.

-Ey nena lo siento, no quería hablarte así.- me dice mientras con los dedos me quita las estúpidas lágrimas.

Me pongo de pie, ahora molesta, nuevamente con mis cambios de ánimos, él me mira sorprendido.

Siluetas de Cincuenta Sombras - A. Grey.-¡Lee esta historia GRATIS!