Capitulo 21

2K 205 17
                                    

Hace cientos de años hubo una época de paz que duro generaciones, un hombre logro acabar con el conflicto existente y traer una era de paz al unir a las personas en su tierra natal, todos los conflictos fueron detenidos al mismo tiempo que ese hombre les mostró a todos que podían coexistir en paz, el hombre fue venerado casi como un dios sus inmensos poderes le ganaron el apodo de sabio de los seis caminos y durante años gobernó sus tierras mientras mantenía la paz.

Pero nada dura para siempre...

Un día una bestia titánica con diez colas apareció y comenzó a destruir todo a su alrededor, no había forma de detener-la, no buscaba alimento y no había nada que la satisficiera solo destruía toda la vida a su alrededor, las personas la nombraron como la bestia del apocalipsis.

Sin embargo el sabio no se rindió y planto cara a esa bestia, lucharon durante toda la noche destruyendo el paisaje a su alrededor en su lucha a muerte asta que finalmente el sabio pudo derrotar a la bestia sin embargo esto no fue el final, antes de ser derrotada la bestia separo inconscientemente una parte de su poder, esa parte se dividió en cientos de miles formando una nueva raza de seres compuestos del poder de la bestia, algunos tenia forma de bestia, otros de animales, incluso había algunos que tenia forma humanoide.

Estas criaturas fueron llamadas Espíritus Malditos criaturas que nacieron a partir del poder de la bestia y que fueron capaces de desarrollar conciencia propia, durante trescientos años las personas lucharon en una guerra contra esas criaturas, librando diferentes conflictos asta que finalmente pudieron derrotar a la que era considerada la mas fuerte dando fin a la guerra.

Después de eso las personas volvieron a su época de paz disfrutando de sus vidas pacificas, sin embargo algunos teorizaron que la bestia del apocalipsis no estaba muerta, que el sabio no pudo matarla y en su lugar la encero en un lugar para siempre.

Dormida para que nunca mas saliera a la luz...

xxxxxxx

El sol brillaba en lo alto del cielo sobre la aldea de la hoja escondida, una suave brisa movía las hojas de los arboles mientras las personas de la aldea disfrutaban de un cálido día en su tranquila aldea.

Mientras los civiles trabajaban tranquilamente y los shinobis realizaban sus misiones asignadas en lo alto del monumento hokage una figura observaba la aldea en calma, sentado sobre la cabeza del segundo hokage disfruto del buen clima de la tierra del fuego.

Su postura era regalada con las piernas dobladas para que pudiera apoyar los brazos, en su costado derecho apoyada contra su hombro una espada en una funda de cuero de color rojo oscuro con la punto de la funda reforzada con una pieza de metal y en su hombro descansaba la empuñadura cerca de su cabeza.

"Han pasado tres años" se dijo así mismo en un susurro, su ojo azul zafiro miro hacia el horizonte como si tratara de buscar algo.

"Fuego y Sangre" esas palabras resonaron en su mente, parecía que cada vez que luchaba se le venían a la cabeza esas mismas palabras que escucho hace mas tres años.

< Siento que las cosas están por complicar-se > pensó para si mismo.

Fue sacado de sus pensamientos al escuchar el chirrido de un pájaro, levanto la cabeza para ver a un pequeño pájaro acercándose, levanto un dedo para que el pequeño animal se posara dejando escapar un chirrido.

El joven sonrió ligeramente mientras acariciaba con su dedo al pequeño animal, dejando escapar un ultimo chirrido movió sus alas alzando el vuelo nuevamente.

El joven se puso de pie haciendo-ce crujir el cuello en el proceso, ato su cinturón rojo oscuro que venia sujeto a la funda de su espada en la cintura dejando la espada en su costado izquierdo.

Naruto: Espíritu del BosqueDonde viven las historias. Descúbrelo ahora