DEMONIOS DROGADOS

97 18 27

-Bienvenido señor Crowley, antes que nada, quisiera felicitarlo por tomar esta decisión. No todas las personas se animan a dar este paso para la superación de las adicciones y pérdidas de un ser querido. Sea cual sea el motivo que lo haya traído quiero decirle que se sienta en confianza de contarme todo lo que desee, así que ¿qué le parecería si comenzamos por el principio?

 Sea cual sea el motivo que lo haya traído quiero decirle que se sienta en confianza de contarme todo lo que desee, así que ¿qué le parecería si comenzamos por el principio?

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.


Kristell ahora ya le tenía miedo a su padre, temía llorar y que él viniera y la volviera a regañar o que su hermano volviera a intentar llevarse su peluche y que en el intento lo dejara tirado en el suelo porque tal vez se lo podía confiscar; con su escaso raciocinio de bebé de nueve meses no estaba tan alejada de la realidad

Una noche en la que Aziraphale la había acostado temprano, el pequeño intruso la había ido a visitar volviendo a intentar llevarse su peluche, hasta que el padre de ambas criaturas regresó a la habitación de la pequeña por su abrigo olvidado

El bebé se asustó y se fue y su hermana mayor solamente se le quedó viendo, o en su caso encucando, cuando se iba, pero de pronto escuchó que su padre había abierto la puerta y tuvo miedo a repetir la misma historia

-¡KRISTELL! VOLVISTE A TIRAR TU PELUCHE, ya no te lo voy a regresar niña, míralo como lo tienes de sucio y empolvado ¡te puede dar una alergia!

Aziraphale ebrio y como pudo, levantó el muñeco de la escena del crimen y lo alzó en lo más alto de una repisa de la habitación, justo al lado de la cuna de la bebé. Kristell no pudo evitar empezar a balbucear enojada al ver que su juguete favorito era confiscado injustamente. Se sujetó de los barrotes de la cuna y se puso de pie para intentar alcanzarlo, pero estaba a varios metros de ella. Hizo una fuerte rabieta y rompió en llanto para que su padre se apiadara de ella y se lo regresara

El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora