DIOS Y SATÁN

103 21 13

-Mi pequeño Crawley, está sufriendo mi niño. Quisiera poder tenerlo en mis brazos y decirle que todo estará bien, que todo por lo que está pasando es crucial para completar mi plan inefable, pero mi hijo, mi bebé... está sufriendo demasiado, nunca creí que le dolería de esta manera; Y mi pequeño y dulce Aziraphale, está derrumbado por la noticia de haber perdido a su hijo. Cielo Santo, quisiera volver a estar con ellos y llenarlos de besos como cuando eran pequeños. Volver a hacerle sentir a mi ángel que lo amo incondicionalmente, acariciar su cabello y jugar con sus piecitos, y a mi universal, quisiera decirle sus dulces palabras que lo hacían sonrojarse, jamás me perdonaré por ponerles este trabajo. Son débiles y aun así fingen ser fuertes para agradarme. Ellos me necesitan y me siento incapaz de estar con ellos, los amo y creo que me equivoqué en darles a ambos un corazón tan puro e inocente

Decía una hermosa mujer alta y delgada que vestía un hermoso vestido y un sofisticado abrigo largo en la sala de espera del hospital en donde Crowley había sido internada y del que se había escapado. A su lado, un hombre atractivo de barba y ojos azules. Ambos estaban viendo a Aziraphale llorar por la pérdida de su hijo

Dios y Satán solían visitarlos frecuentemente desde su cuerpo humano

-no te culpes querida, tú jamás te equivocas, tú eres perfecta mi Diosa

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-no te culpes querida, tú jamás te equivocas, tú eres perfecta mi Diosa

-OH TÚ CÁLLATE ¡si tú no hubieras caído estarías con nosotros en estos momentos! ¡Ellos pudieron haber sido tus hijos!

-lo son Cielo

-¡NO! ¡NO LO SON! ME TARDÉ AÑOS EN HACERLOS, CADA PARTE DE SU CUERPECITO, CADA DEDO, CADA PESTAÑA, CADA RIZO ¡YO LOS HICE! PUDIERON HABER SIDO TUS HIJOS Y ¡TE LARGASTE!

-no me fui Dios, caí por accidente

-¿¡POR ACCIDENTE!? CAMBIASTE SATÁN, TE VOLVISTE MALVADO. TÚ ERAS UN ÁNGEL ¡EL MÁS PURO!

-YO NO SABÍA QUE POR ESO CAERÍA

-OH, NOO POR SUPUESTO QUE NO. TÚ MATASTE, TORTURASTE, TENTASTE Y NO SATISFECHO CON SOLAMENTE HACERLO, LO HICISTE TAAAN BIEN QUE TE VOLVISTE EL REY DEL INFIERNO

-ay cariño, cariño, cariño pero aún podemos estar juntos mi vida ¿te imaginas? juntos de nuevo como en el principio de los tiempos, reinando todas las almas buenas y malas (le toma sus manos dulcemente), HAY QUE REINAR JUNTOS MI DIOSA, AÚN PODEMOS HACERLO

Atreves de las ventanas del hospital se veían las nubes tornándose grises y comenzaron a tronar. Dios hizo una mueca con sus labios, mostró su mirada de enojo. Empuñó su delgada mano y le dio un fuerte golpe a su ex

 Empuñó su delgada mano y le dio un fuerte golpe a su ex

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora