CÓMO CROWLEY QUEDÓ EMBARAZADA

110 19 8

El bautizo de Kristell había sido un sábado, el domingo abrieron los regalos, y Aziraphale le enseñó a Crowley un poco de lo que se podía hacer con su nueva vagina. El lunes tenían que ir a trabajar al colegio, pero ella aún tenía cuerpo de mujer

-Crowley, cariño ¿estás despierta?

-mmm sí, un poco

-ya son las 6:00am, no sonó tu alarma cielo

-¡¿LAS SEIS EN PUNTO!? Por Satán, es tardísimo, vamos a llegar tarde

-oye querida pero ¿cómo vas a dar clases siendo mujer? Es incoherente que no vaya el maestro Crowley, y Hastur no está para cambiarte el cuerpo

-oh eso, el milagro se termina hoy en la noche cariño. Pero tienes razón, no puedo ir a trabajar así (aun estando acostada, tallándose los ojos) -oye Azira

-mande cielo (mientras se desnudaba para cambiarse la pijama)

-¿y si no vamos a trabajar hoy?

-¿¡estas bromeando Crowley!? Nos descontarán el día

-bueno en definitiva yo no puedo ir pero, ¿y si te reportas como enfermo y nos quedamos hoy en la casa?

-por supuesto que no demonio, no tenemos dinero y no nos podemos dar el lujo de faltar un solo día

-bueno, no es como que nos paguen mucho. Tómalo como si nos hubiéramos gastado ese dinero en crepas

-¿y qué puede ser mejor que unas crepas Crowley?

Crowley se levantó y se arrodilló en la cama dirigiéndose sigilosamente hacia Aziraphale tocando su pecho y ayudándolo a desvestirse

-no lo sé... tal vez podemos... quedarnos tú y yo, en la casa, aquí en la cama... acostaditos... haciendo cosas malas (baja su mano hasta acariciar su entrepierna)

-¡aaah cariño!

-enséñame más Ángel... quiero saber todo acerca del sexo

-no lo sé cielo

-ándale cariño, estoy dispuesta a aprender si me enseñas bien (le muerde delicadamente su oreja derecha) ¿Qué dices papi? ¿Jugamos?

-¿quieres jugar? (se voltea y le da un beso en los labios)

-estuve viendo videos Ángel

-¿ah sí? ¿y qué clase de videos amor? (mientras acaricia su cadera)

-estuve viendo porno Ángel... y ahora entiendo porque se le llama penetración... y mi vagina es profunda... y tu pene largo

-¡CIELO SANTO CROWLEY! ME EXCITAS

-¿lo hago?

Pareciera estar en la naturaleza demoniaca de Crowley tentar a Aziraphale y aunque ella en definitiva no sabía nada acerca de sexo, parecía que algo sí dominaba a la perfección. Tocar a Aziraphale y acariciar todo su cuerpo haciendo acelerar la respiración de ambos

-déjame intentar lo que me hiciste Ángel (se dirigió hacia la entrepierna de Aziraphale y bajó su bóxer hasta quitárselo. Tomó su robusto miembro y lo miró. Recogió su cabello por atrás de su oreja) -¿por qué está tan caliente Ángel? ¿Está enfermo? Tal vez se componga con un beso

Tomó su erecto pene entre sus manos y le dio un dulce beso en la parte más baja. De igual manera con suaves besos se fue yendo hacia la punta, lo volteó a ver y le dio un beso largo justo en su glande

-¡¡CROWLEEY!!

-sigue caliente cariño, tal vez necesita otro tipo de... beso (mientras lo masturbaba lentamente)

Introdujo un poco de su pene en su boca haciendo que se atragantara de inmediato por su inexperiencia

-¿estás bien cariño?

Crowley se llevó su mano a la boca como si quisiera vomitar, al parecer creía que era tan fácil como en los videos porno que había visto. En ningún momento le explicaron que ese "juego" te cortaba la respiración

-sí, es solo que, no estoy acostumbrada

-por supuesto que no cariño (tocó sus pequeños pechos centrándose más en sus pezones)

-¡Ángel! Me gusta

-si quieres ya no lo hagas cielo

-no cariño, quiero hacértelo

Volvió a recoger su cabello a un lado y comenzó a lamer el pene de Aziraphale para acostumbrarse a su sabor, a su peculiar olor y a las diferentes texturas que tenía. Una vez lista y teniendo en mente que ese juego le cortaba la respiración, tomó aire y lo volvió a introducir en su boca. Arriba y abajo. Cerrando sus ojos para concentrarse en no vomitar, poco a poco fue introduciéndolo más en su boca hasta llegar a su garganta

Aziraphale por su parte disfrutaba que su compañera leestuviera dando un muy inocente y delicioso oral por primera vez. La ayudaba unpoco poniendo su mano en su cabeza para ayudarla a bajar cada vez más, mientrasla veía detenidamente como lo chupaba. Sus mejillas estaban demasiadosonrojadas como jamás las había visto combinando a la perfección con sushermosos cabellos rojos. Ese día descubrió que era muy diferente leerpornografía a llevarla a cabo, y que no hay placer en el mundo como hacer unoral por primera vez con el demonio que tanto amas

El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora