FLASHBACK I

139 25 0

Vi llegar a galope un centauro que gritaba: -¿Dónde fue ladrón? Su grupa anudaba más reptiles que pudieran criar las marismas. Vi en su lomo montar en terrible dragón que vomitaba fuego, y a su paso lo arrasaba todo. "La Divina Comedia"

A pesar de que Crowley sea un demonio paranoico, maníaco y con un ya declarado perfil compulsivo, no siempre fue así. Recordemos que él cayó del cielo, aunque no precisamente del por ser un ángel.

Si bien su caída fue del Edén, en ningún momento fue por ser un ángel, sino por el hecho de haber estado ahí en el lugar y con las personas equivocadas

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Si bien su caída fue del Edén, en ningún momento fue por ser un ángel, sino por el hecho de haber estado ahí en el lugar y con las personas equivocadas.

No hay momento que Crowley no se arrepintiera de haber aceptado la invitación de Lucifer y los chicos en el momento en el que todo sucedió. Una pésima decisión que le ha acreditado trabajar para el bando equivocado, en un lugar donde jamás debió llegar y que lo ha atormentado durante millones de años. Todo solo por ir al Edén por una pluma de Aziraphale y haber tenido hambre.

Cuando se enteró que Gabriel había hecho que Aziraphale olvidara lo sucedido, reforzó su odio hacia los dos bandos, en especial hacia el cielo. Crowley detestaba la idea del bando absoluto que el cielo o infierno representan, que a diferencia del suyo, del que Dios le había designado originalmente, ambos le parecían completamente extremistas. Echaba de menos el suyo, el único en que se le permitía razonar.

Su primer día en el infierno fue hórrido. Desde los azotes que recibió a su llegada, hasta su primer trabajo. Con dolor en su cuerpo por las flagelaciones recibidas, y humillado por las burlas de ser el único que lamentaba haber caído, fue encomendado a un lugar al que todos conocían como el octavo círculo, mas específicamente la séptima fosa.

Evidentemente Crawley no sabia a lo que se referían, cuando un enorme ente, con exótica apariencia entre demonio, serpientes y centauro, y voz desgarradora llamado Caco voló sobre él y algunos otros convirtiéndolos en serpientes venenosas.

Evidentemente Crawley no sabia a lo que se referían, cuando un enorme ente, con exótica apariencia entre demonio, serpientes y centauro, y voz desgarradora llamado Caco voló sobre él y algunos otros  convirtiéndolos en serpientes venenosas

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Sus ojos cafés se tornaron amarillos con unas singulares pupilas alargadas negras que adaptaban su visión a las condiciones infernales. Ahora podía tolerar la intensa luz de las llamas y podía ver a través de la espesa oscuridad. Sus alas se integraron a su escamosa piel y comenzó a arrastrarse por el suelo en contra de su voluntad.

Inmediatamente se encontraba en un fétido abismo oscuro con demás demonios cuya encomienda era atormentar a todos los que habían sido fraudulentos en vida. Específicamente la encomienda de Crowley como serpiente era castigar a los ladrones por toda la eternidad.

El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora