LA INEXPERIENCIA DE AMBOS

218 31 5

Aziraphale estaba dispuesto a deshacerse de la imagen inocente que Crowley tenía de él, al fin de cuentas, ya era un humano que podía pecar como cualquier otro

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

...Aziraphale estaba dispuesto a deshacerse de la imagen inocente que Crowley tenía de él, al fin de cuentas, ya era un humano que podía pecar como cualquier otro. Con una mano lograba que Crowley tuviera mayor placer ayudándole a su boca para abarcar todo su pene. Con la otra acariciaba delicadamente sus testículos. Crowley se movía de placer a lo largo y ancho de la cama, rasgaba las blancas sábanas en las que se encontraban demostrando su pasión carnal

-¿sabes qué más podemos hacer cariño? (mientras besaba el cuerpo del demonio hasta llegar a sus labios)

Lo besaba tan delicadamente a la vez que abría suavemente sus piernas. Ahora el ángel estaba entre sus piernas acariciándolas, sintiendo sus gruesos vellos y el roce de sus miembros erectos

-mnh Ángel ¿qué haces?

-algo que debimos haber hecho hace muchos años cariño

(Introdujo su robusto pene en el demonio de una manera inapropiada. El miembro del ángel era más grueso que el del de Crowley, lo que provocó que lo lastimara)

-¡ÁNGEL! No por favor, me lastimas

-¿te dolió cariño? Déjame intentarlo más despacio ¿sí?

-no ángel, no quiero, por favor

-... está bien amor, jamás haré algo que no quieras (le regala una sonrisa y un beso) -te amo

-(casi a punto de derramar una pequeña lagrima) yo también

Ambos estaban demasiados excitados, pero efectivamente Aziraphale no iba a hacer algo en contra de la voluntad de Crowley. Los besos seguían aunque esta vez eran tiernos y lentos

-¿estás molesto Ángel?

-jamás estaría molesto cariño, te respeto y te amo demasiado para comprenderte

-...

-¿en qué piensas?

-creo que esperabas más de mí

-para nada cariño, al contrario, creo que esta vez yo iba demasiado rápido para ti (se ríe avergonzado)

-...

-...

-vuélvelo a intentar

-no Crowley, te lastimé

-inténtalo, una vez más, quiero hacerte feliz

-¿eso te haría feliz a ti?

-...sí

(Aziraphale sonrió, acarició su mejilla y se volvió a abalanzar sobre él dándole besos lo suficientemente apasionados para que no pudiera sentir su segundo intento de penetración, esta vez el ángel lo hizo de una manera lenta y consiente que a su pareja le podría volver a doler)

-te amo Crowley, te amo como ningún ángel podría amar a un demonio, te amo por todo lo que sacrificaste por estar conmigo, te amo por comprenderme que antes de hoy no podía estar contigo, por intentar ser un buen padre y sobre todo te amo por simplemente ser tú

(una vez adentro, comenzó a hacer movimientos lentos. Las piernas de Crowley estaban muy tensas, temblaban incesantemente por el dolor que sentía, sus gemidos se convirtieron en pujidos y con sus manos sujetaba los brazos de Aziraphale indicándole que se alejara. Aziraphale entendió las evidentes señales por lo que dejó de intentarlo y se recostó a un costado de él. Crowley se sintió apenado por no poder corresponderle a su ángel, cruzó sus brazos tocando sus hombros, quería sentir que sus alas lo protegían, su cuerpo no podía dejar de temblar por el miedo que sentía en ese momento. Después de todo, la primera vez no es fácil, incluso para un demonio. Aziraphale volteó para abrasarlo. Su robusta pierna entrelazó su delgada pierna mientras acariciaba los vellos del pecho de Crowley. Su respiración estaba muy cerca del oído del demonio, pero también podía sentir como su respiración era demasiado corta y exaltada, él comprendía que estaba asustado y era completamente lo opuesto a lo que esperaba que sintiera)

-perdón

-no cariño, nunca digas eso

-...

-es algo normal, creo que eres tú el que me tiene que disculpar, nunca pensé que te fuera a lastimar

-...

-Cariño, gracias por estar conmigo, por siempre haber estado conmigo. Me haces tan feliz, te amo, te amo, TE AMO ¿ME OYES? TE AMO CROWLEY

El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora