EL ESTORNUDO DE KRISTELL

91 16 22

Gabriel se quedó atónito por lo que veían sus ojos, todas esas personas tratando de ayudarla, hombres llamando a urgencias y mujeres llorando despavoridas por lo que estaban presenciando

Gabriel solo imaginaba como reaccionaría Aziraphale cuando le dieran la noticia de su hijo. Se conmovió en pensar cuanto podría sufrir el ángel que Dios le había encomendado pero de algo estaba seguro, no estaba dispuesto a remendar las cosas

Era más grande su orgullo que no quiso hacer nada al respecto e incluso le prohibió a Michael hacer algo por ayudarlos. Estaba dispuesto a continuar con "el plan original" que tenían él y Beelzebub desde un principio, hacerles imposible la vida aunque solo fuera por capricho

-¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!!

Crowley estaba en un profundo estado de trance en donde no podía creer lo que estaba sucediendo, hace apenas dos minutos estaba disfrutando de su pan favorito por los antojos que le provocaban su embarazo producto del amor que se tenían ella y su amado Aziraphale, no quería asimilar que hace apenas unas horas había sentido sus primeras pataditas dentro de ella y que ahora existiera la posibilidad de que el bebé muriera

-¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!! ¡¡¡MI BEBÉ!!!

Gritaba entre llanto mientras que Hastur estaba a su lado de rodillas con la bebé en sus brazos viendo como su mamá estaba lastimada, llorando y desangrando en la acera. Agradecía que la pequeña no pudiera recordar esa devastadora escena cuando creciera pero escucharla llorar por su madre aunque ni si quiera entendiera por qué era algo que le partía su podrido corazón, pero aún más, escuchar el llanto descontrolado de Crowley era lo peor que había presenciado en toda su existencia. La recordaba cuando había llegado al infierno siendo un pequeño niño atormentando, llorando por el dolor que le causaba el hecho de haber caído pero ya no se comparaba con el dolor que sentía ahora siendo una madre a punto de perder a su hijo

No había nada que él pudiera hacer, todos los bebés y niños sin excepción le pertenecían al cielo y él no podía interferir por más que quisiera

Con su otra mano tomó su nuca y la levantó ligeramente para que pudiera salir del trance psicológico en el que estaba ya que no podía reaccionar y era muy fuerte el dolor que sentía, así que con la mano con la que tenía cargada a Kristell, chasqueó los dedos para que por milagro Crowley sanara sus propias heridas, también hizo que cayera en un sueño profundo para que ya no sufriera más

Con su otra mano tomó su nuca y la levantó ligeramente para que pudiera salir del trance psicológico en el que estaba ya que no podía reaccionar y era muy fuerte el dolor que sentía, así que con la mano con la que tenía cargada a Kristell, chasque...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Llegó la ambulancia y procedieron a subirla a la camilla, Hastur se subió de inmediato justo al lado de ella, veía a los paramédicos auxiliarla en todo lo que podían, pero lo único que escuchaba que se decían entre ellos era que no iban a alcanzar a llegar al hospital, y que jamás habían visto un caso tan complicado como este

El llanto de la pequeña Kristell era incesante y muy desgarrador cuando de pronto

.
.
.

Comenzó a estornudar...

Kristell tenía una singular alergia a los ángeles y lo que eso significaba era que ya no había nada que se pudiera hacer...

Inmediatamente después de su estornudo, los paramédicos le dieron a Hastur la terrible noticia que el corazón del bebé había dejado de latir

.

.

.

Todo había terminado, Crowley ya no tenía puesto el vestido que Aziraphale le había regalado, se había llenado de sangre y se lo habían cambiado por una bata blanca. Despertó muy lentamente y lo único que vio fue la intensa luz de la habitación golpear en su rostro. Todo el lugar era blanco, desde las cortinas hasta las flores que lo adornaban. Estaba en la recámara del hospital donde se suponía debía de haber estado reposando del parto con su hijo en brazos y con su papá apoyándola pero dentro de cinco meses, no ahora, no en estas circunstancias

El dolor de su cuerpo se había ido por milagro de Hastur, y con su delgada mano amorotonada en el intento de las enfermeras por introducirle el catéter, tocó su vientre pero ahora no había nada en él. El bebé se había ido

La tristeza que sentía era inmensa, como la de cualquier madre que por desgracia pasaba por esa lamentable situación. Ni si quiera quería a voltear a mirar la usencia de su embarazo, giró su cabeza hacia un costado y se quedó mirando un punto fijo en el lugar, en ese momento ni si quiera tenía fuerzas para llorar

-te dije que te alejaras de él

Dijo una voz tranquila justo al lado de su cama, Crowley se exaltó al pensar que estaba sola y volteó al lugar en donde provenía

-te dije que te alejaras de él

Volvió a reafirmar la voz varonil de Gabriel que había aparecido milagrosamente a un costado de ella, tranquilo y con las piernas cruzadas mientras hojeaba una revista de paternidad

-¿qué haces aquí?

-¿cómo que qué hago aquí mujer? Vine a darle consuelo a mi pequeño ángel, después de todo esto necesitaba de mi compañía

-¡Aziraphale ya lo sabe!

-por supuesto que lo sabe, y déjame decirte que no lo tomó para nada bien, oh mi pequeño ángel

-¿en dónd.. en dónde está?

-está afuera en la sala de espera con Michael, está devastado el pobre

-¿por qué pasó esto Gabriel? ¿no se supone que el cielo protege a los niños? ¿¡CÓMO TIENEN EL DESCARO DE HACER ESTO!?

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-¿por qué pasó esto Gabriel? ¿no se supone que el cielo protege a los niños? ¿¡CÓMO TIENEN EL DESCARO DE HACER ESTO!?

-¡más respeto demonio! Nosotros no tuvimos nada que ver. Todo esto es producto de esos asquerosos... "humanos", esos innecesarios seres a los que tú y Aziraphale evitaron su exterminio, ellos fueron los únicos responsables de todo esto, después de todo yo no iba conduciendo ese auto ¿o sí?

-fue un accidente, los humanos tienen accidentes que se les escapan de sus manos

-sí, pero el "accidente" de uno les arrebató a su hijo... es una pena

-Aziraphale no se merece esto

-tienes razón (deja la revista que estaba hojeando, abre sus piernas y se acerca a ella) -y es por eso que estoy aquí, contigo... Crowley, quiero que te alejes de Aziraphale. Tú no lo mereces y... además... tu vida está plagada de tragedias, una tras otra, no me gustaría que mi muchacho sufriera más estando contigo, o peor todavía, que le pase algo a él o a su niña... Yo no lo soportaría

-¿están en peligro?

-¡POR SUPUESTO QUE LO ESTÁN! Todos los que están a tu alrededor corren peligro por el simple hecho de que estés tú, mira al bebé, estaba en ti y...

-...

-quiero lo mejor para él y para la niña, ella es como si fuera mi... ¿nieta?... y lo mejor para ellos es que te alejes de sus vidas

-pero... yo los amo

-si los amaras los pondrías a salvo... Aléjate de ellos

El Plan Inefable 🍎🌿Donde viven las historias. Descúbrelo ahora