-9-

11.6K 1.7K 718
                                    

[

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

[. . .]

Bien, cuando Charlie planeó el itinerario del día no previó esto.

En la televisión de la sala se estaba proyectando lo que sería el turno de Angel para mostrar algo que le guste o haya hecho él mismo, aquello era con el propósito de conocerlo mejor y compartir opiniones de forma totalmente respetuosa y amigable. Buscaban convivir como el buen grupo que eran, como el mismo buen grupo que habían desayunado en conjunto esa misma mañana.

Pero no esperó que literalmente reprodujera una de sus películas porno en la televisión.

Todos estaba incómodos y evitando ver la pantalla o siquiera escuchar lo que sucedía en ella, bueno, casi, Niffty miraba como si fuera una película de Disney cualquiera.

Vaggie no soportaba ese lado tan innecesariamente honesto del más alto, nadie quería verlo cogiendo en una película, daba igual su personalidad o cualquier tipo de excusas que pusiera.

— ¡Angel! ¿Qué te pasa?

— ¿Qué? Quise mostrarles mi mejor película. — Explicó con una sonrisa orgullosa antes de devolver la mirada al televisor. — Y para contarles como anoté una victoria contra esa perra Tiffany tetas gordas. — Se quejó tocando su propio pecho con burla.

— No creo que haya sido una actuación tan convincente. — Husk tomó la palabra llamando la atención de los presentes, estaba limpiaba una de las copas de su bar y luciendo aparentemente desinteresado.

A Angel no le agradó ese comentario. — Claro, cara de verga, ¿Pero quién crees que eres tú para insultar mi arte en mi puta cara?

— Solo te sientan ahí y te hacen leer un libretito de mierda.

— Vete al carajo, ¡Esto es arte contemporáneo! — Señaló el televisor dónde justo a tiempo se reproducía una escena bastante subida de tono.

— Puras pendejadas, te emborrachas y te quejas de ellos todo el tiempo. — Gruñó harto de la hipocresía de la araña. — ¡Todos se desahogan con el pobre cantinero! Se más sobre ustedes de lo que me gustaría saber en mi puta vida. — Dió un trago a la botella antes de volver a hablar, dispuesto a contar de la verdad de todos. — ¡Ese de ahí! — Señaló a Sir Pentious, este se puso nervioso por tantas miradas encima de él.

— ¿Y-Yo?

— Es un bufón inseguro que con el culo a dos manos los vigila a todos mientras duermen. — Miró a la rubia, cambió su tono de voz a unos suave, obviamente de forma ironica. — La princesita, es una llorona que quiere resolver los problemas de todos salvó los suyos, y ni hablemos de lo mucho que le jode tener a su padrastro-no-padrastro bajo el mismo techo.

— ¿Qué? ¡Noo! ¿Yo? ¿Qué? Pff, noo. — Se cruzó de brazos y se hundió en su asiento, negando una y otra vez las palabras del gato.

Eso no era verdad, ella estaba feliz con Alastor allí, era un buen amigo y los había ayudado mucho en el hotel, no estaba más que alegre y satisfecha con su presencia.Estaba segura de eso.

El novio de papá. [RadioApple]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora