Cazadores de sueños

-¿Nunca soñaste con hadas, sirenas o incluso ángeles? -le preguntó con su aterciopelada voz- ¿Nunca soñaste con ser uno de ellos, con poder tocarlos, verlos, sentirlos...? Seres realmente hermosos con un encanto desgarrador., que te cautivan y te enamoran con ssu belleza. Pero no te confundas, tú no eres una de ellos.

Shannon bajó la mirada perturbada por la intensidad de la mirada de Esteban. Desde hacía tres días todo su mundo hbía cambiado. Su forma de mirar la vida y todo lo que ello incluye. Desde hace tres días había conocido un nuevo mundo totalmente desconocido para ella, hasta ahora. Desde hace tres días asociaba todo ser distito a un humano a los cuentos infantiles. Desde hace tres días toda ella había cambiado.

-Son sueños, Shannon, ilusiones. Y nosotros debemos acabar con ellos.

Cazadores de sueños¡Lee esta historia GRATIS!