13. Cosas sucias

118 25 11
                                    

Reik

—¡¡Reik!! —Viene corriendo Alana hasta mí, llorando y toda la cosa esa de una protagonista femenina.

—¿Qué? —digo con molestia, luego me aseguro de que nadie nos esté mirando en el pasillo, para seguir utilizando mi actitud borde.

—Descubrí algo terrible.

—¿Qué? Habla de una vez.

—¡La escritora piensa que somos aburridos! —Me observa de manera intensa, con sus ojos llenos de lágrimas.

—Noticia vieja, dame una nueva.

—No entiendes. —Se refriega los ojos—. Dijo que somos absurdos.

—Pues obvio, pertenecemos a una comedia absurda.

—¡Sí, pero no tenemos gracia! —Lloriquea más.

—Estúpida, pues ve a decirle que te haga graciosa y listo.

—¿Cómo hago eso? —Hace puchero.

—¿Eres boba? —Enarco una ceja—. Hazlo como le hablaste recién, yo qué sé cómo charlaste con ella para saber que éramos absurdos.

—¡Yo tampoco lo sé, soy un personaje! —Más lágrimas salen de su rostro—. ¡Ayúdame!

—Estás reciclando el chiste del capítulo anterior.

—¡Y ni siquiera es gracioso, gua, gua!

—Esa onomatopeya es un asco, llora mejor —le pido.

—¡Reik! —Me abraza.

—No me toques, déjame que tengo que ir a estudiar, más pronto acabe, más pronto me iré de esta academia de locas.

—¡Ayúdame, no quiero ser aburrida!

Comienzo a caminar mientras ella se agarra de mi pie.

—Alana, no es importante quién se ríe y quién no. Estás llevando este drama demasiado lejos, hablas en exceso de cosas sin sentido. Céntrate en la historia, que por tu culpa iniciamos el capítulo con un diálogo en vez de con una narración, así que el lector casi ni sabe dónde estamos, no tiene ni una pobre descripción —explico estando cada vez más irritado—. ¡Y ya suéltame la pierna! —me quejo.

—¡Nunca! —chilla y sigue llorando.

—Diré cosas sucias —amenazo.

—Resistiré.

—Bien. —Avanzo con Alana sostenida a mi pierna—. Ropa sin lavar.

—¿Qué? —Se queda tildada—. Creí que dirías algo pervertido.

—¡Basura! —continúo.

—¡¿De qué estás hablando?!

—¡¡Inodoro tapado!!

—Reik, por todos los cielos, me avergüenzas.

—Contenedor de residuos.

—¿En serio? ¿No tienes algo mejor? —expresa extrañada.

Levanto el puño.

—¡¡Caca!!

—¡Basta, qué asco! —Se suelta y se levanta del piso—. ¿Qué significa esto? —Se cruza de brazos, así que me detengo.

—Dije que diría cosas sucias, nunca especifiqué si serían literales o no.

___

El chiste de "cosas sucias" está inspirado en mi hermano y mi cuñada, así que créditos para ellos también 😂❤️

Atte: Vivi. 

Academia de locasDonde viven las historias. Descúbrelo ahora