Capítulo 5"Starbucks"

110 7 2

Corría.O almenos eso intentaba hacer,pero mis intentos eran fallidos.No podía moverme,simplemente no podía,era como si mis piernas no reaccionaran,como si estubieran pegadas al suelo,pero eso no era lo peor,lo peor era que él estaba ahí.Riendose.Y,¿De quién se reía?De mí.Quería gritar,pegarle,pero sobretodo lo que quería hacer era irme.Pero no podía,hasta que me di cuenta de que estaba cayendo por un precipicio que no tenía fin.

Y desperté.Estaba sudando,llorando y mi respiración era agitada,en ese momento Becca entró por la puerta con cara de asustada,y no iba sola,seguida de ella iba Louis.Mi imaginación hizo el resto cuando me di cuenta de que iban en ropa interior.

-¡¿Se puede saber que coño te pasa?!¡¿Por qué gritas?!-paró de gritar cuando se dió cuenta de lo que pasaba.

-Esto..emm...yo..me voy a la ducha.-dijo Louis un poco cortado y me costó no empezar a reirme.Dicho eso salió cerrando la puerta de la habitación.

-¿Estás bien?-dijo Becca con cara de preocupación.-¿Otra vez lo mismo?

-Sí..bueno,el mismo sueño de siempre,aunque parece que no he sido la única que a gritado esta noche eh.-y no aguanté más y me reí.Becca me miró mas roja que un tomate pero al segundo empezó a reirse,y así estubimos un buen rato.

Ella sabía perfectamente a lo que me refería con lo de "el mismo sueño de siempre" era mi mejor amiga de siempre,cada vez que los tenía simplemente me preguntaba como estaba porque sabía que no me gustaba hablar de ello.

Después de estar unos 5 minutos riendonos,nos levantamos y fuimos a desayunar.La mañana transcurrió tranquila,Louis se fue al rato de ducharse porque se sentía incómodo,normal,él no sabía que yo vivía con Becca,por eso no se espero que yo estubiera y por eso cada vez que le veía me reía.

Antes de la hora de comer me acordé de que no teníamos nada para comer así que obligué a Becca a ir a comprar,literalmente,tube que empujarla hasta la puerta y cerrar,diciéndole que no le abriría hasta que volviera con la compra,lo sé soy una gran amiga.

Después de comer me di cuenta de que tenía que buscar un trabajo pronto,ya teníamos algo ahorrado pero no nos duraría mucho,ya que Becca simplemente estudiaba y no le pagaban por ello,ojalá.Me fui a vestir,no tenía muchas ganas de pensar lo que ponerme y escogí lo primero que ví,que eran unos vaqueros pitillo,un suéter color crema y unas converse blancas.Cogí las llaves y el móvil y me fuí no sin antes escuchar un "ya era hora de que hicieras algo de provecho" de parte de mi amiga,de verdad como la quería,nótese la ironía.

No buscaba acabar en una empresa siendo la típica secretaria,quería algo sencillo,algo de mi estilo,y en ese momento lo encontré,ante mis ojos,un Starbucks,siempre había querido venir a uno,pero en España no habían muchos,y en mi localidad menos,y si,por si no lo había mencionado soy de España,pero mi padre era Británico de ahí mi nombre y porque se hablar tan bien inglés.

Estaba cerrado,era normal si eran las tres de la tarde,pero ví como una luz al fondo así que supuse que la puerta estaría abierta y di en el clavo,empujé la puerta y entré.Me acerque a la puerta de donde salía la luz y toque.

-Adelante.-se escuchó desde dentro.Entré y detrás de una mesa de escritorio había una mujer sentada mirando unos papeles,era morena tirando a rubia,no sobrepasaría los cuarenta y cinco o así,me miró a través de sus finas gafas.-¿Querías algo?Soy la dueña del establecimiento,Hazel.

-Sí,veras me llamo Kate y me preguntaba si tendrían algún puesto vacante.-dije cruzando los dedos en mi interior.

-Bueno,tenemos una empleada ya trabajando.-Mierda,maldije en mi interior.-Pero aun así los clientes suelen ser bastantes,así que otra empleada sería una gran ayuda.

-Oh¿enserio?-me contuve para no empezar a gritar como una posesa,claramente eso no daría buena imagen.-Gracias,y...¿cuando podría empezar?-dije sonriendo ampliamente.

-Esta misma tarde a las 17:00,si no tienes ningún problema claro.-dijo volviendo a mirar los papeles.

-No,no tengo ningún problema,aquí estare.-Dicho esto salí por la puerta,hoy tenía un buen día.Volví a casa y cuando entré Becca estaba durmiendo en el sofá,así que decidí hacerle una pequeña broma.

-¡Becca!¡Becca joder despierta!¡La casa se quema!-dije agitandola por los hombros,cuando pronuncié esa última palabra abrió los ojos de tal manera que parecía que se le iban a salir de las cuencas.Se levantó y miró hacía todos los lados como loca.

-¡Oh joder!¡Hay que llamar a los bomberos!¡Y a la polícia!¡Y...-se cortó en el momento que se dio cuenta de que yo estaba en el suelo retorciendome de risa.-¡Pero seras puta!¡¿Tu sabes el susto que me has dado?!

-Lo siento,pero tu cara no a tenido precio,esta noche dormiré muy bien.-dije todavía retorciendome de risa.

-Oh no lo creas,a partir de ahora te aseguro que no volverás a dormir tranquila.-se me cortó la risa por la mirada que me echó,que si las miradas mataran yo ahora estaría 20 metros bajo tierra.Y empezó a reirse ella.-Lo siento,pero tu cara no a tenido precio.-repitió las mismas palabras que yo había dicho.Se notaba el amor en nuestra amistad.

Cuando eran las 16:00 decidí ducharme para ir a trabajar,no quedaba muy lejos así que tenía tiempo suficiente.Terminé de ducharme y me envolví en una toalla y con otra mas pequeña me seque el pelo.Decidí ponerme la misma ropa de antes ya que no estaba sucia ni olía mal.Cuando fueron las 16:45 decidí salir por la puerta y ir hacía el Starbucks.

Llegué y me quedaban 5 minutos pero ví a una chica dentro charlando animadamente con Hazel y el cartel de la puerta ponía que estaba abierto y decidí entrar.

-¡Kate,que puntual!-dijo Hazel con una sonrisa.

-Supongo que tenía ganas de llegar.-dije devolviendole la sonrisa.

-Esa es la actitud.-dijo soltando una pequeña carcajada.-Veras esta es...-fue interrumpida por el ruido de la puerta abriendose.-Bueno chicas a trabajar,ya tendremos tiempo de presentaciones.-dicho esto se metió en su despacho dejandonos a nosotras con una pareja de clientes.Se acercaron al mostrador a pedir y cuando estubo listo se lo lleve.Fuímos atendiendo a más gente a lo largo de la tarde hasta que tubimos un pequeño descanso.

-Hola.-escuche que decían a mi lado,me giré y vi a la chica que tenía de compañera,como no sabía su nombre la llamaba compañera,triste eh.-Soy Cristina,pero llámame Cris¿y tú?-vaya,un nombre español.

-Kate,encantada¿eres española?-dije amistosamente.

-Sí,bueno medio,mi padre lo es,mi madre...bueno ya la conoces,la dueña.-dijo poniendo énfasis en la palabra "dueña".

Solté una carcajada.-Vaya,eres la sucesora eh.-dije con el mismo tono de broma.

-Bueno eso dice mi madre.-en ese momento la puerta volvió a sonar abriendose llamando por completo nuestra atención.Me sorprendí al ver quién era,Liam.

Tan,tan taaan!que pasara?no puedo deciirlo,solo lo se yo,BUAJAJA,vale ya paro.Bueno votad y comentad y todo eso,aunque casi nunca lo hagais,pero os quiero igual.Besitoos.

Fireproof || Niall Horan(CANCELADA)¡Lee esta historia GRATIS!