¿Pero qué es esto? (part. 3)

1.1K 104 11

Desperté por el molesto sonido de la alarma que había programado la noche anterior para no verle el rostro a Elle, está fue la primera vez que agradecí los cambios de salón, pues hace dos meses la directora decidió separarnos y ubicarnos por edades: de 11 años a 14 y el segundo grupo sería de 14 a 17, razón por la cual no quedé en el mismo grupo que Elle.

Me metí a la ducha y me bañé, tomé un saco gris, un pantalón azul oscuro de mezclilla y unas botas que me daban hasta el tobillo, éstas eran del mismo color que el pantalón si no que un poco más claros, tomé mi maleta y salí de la habitación, no tenía hambre así que no desayuné nada pero de todas maneras llevé una gigantesca bolsa con dulces, si no, me daría una ansiedad extrema y me tendrían que internar a un hospital. Fácil de deducir, pues ya me había pasado la primera vez.

Me senté en el último asiento, con aburrimiento en mi rostro y también algo de despreocupación se podría notar a través de éste. Pasaron los segundos, los minutos, las horas hasta que por fin ¡EL RECREO! 

Miré en los pasillos hasta ver a Alison e irnos hasta nuestro ahora lugar, pues ya se había hecho rutina sentarnos ahí. Alison comía mientras que yo... pues yo miraba la bolsa de dulces mientras uno con lentitud pero de repente alguien llegó a joderme la vida: Ashley.

-Hola chiquilla -Sonrió y miró a las demás mientras la ignoraba y me limitaba a verla -sólo quería avisarte que...tu novio ahora es mio- En ese momento me estremecí pero no sólo por lo que dijo si no por un dolor que se sintió en mi pecho sin previo aviso, pero aún así mantuve mi compostura mirando a Alison y sonriendo amablemente- ¿No te han dicho que ignorar es de mala educación?- Ella tomó un vaso de agua que tenía una de sus cómplices y ...¿adivinen qué? ¡me echo el agua que contenía éste! todos me miraron, Alison se iba a levantar para comenzar a gritarle pero yo la detuve, sonreí y despejé mi vista, me levanté suavemente, tomé un tenedor de acero que estaba a mi lado - era de Alison y ella no lo había utilizado- y aprovechando de que su mano se encontraba encima de la mesa tomé impulso y solté mi brazo a toda velocidad hasta que se sintió un pedazo sólido alrededor del tenedor: la mano de Ashley. Mucha sangre salía de su mano, yo seguía sonriendo mientras ella soltó un grito de desesperación, la tomé de esa fina camisa que tenía puesta y me acerqué a su oído.

-No te vuelvas a meter conmigo ¿entendido? -Me separé de ella, tomé mis dulces junto con mi maleta y me eché tres golosinas a la boca mientras me iba caminando del comedor que se había vuelto silencioso por el escándalo creado por Ashley.

Caminé hacia el patio para dirigirme al bosque, al adentrarme a este y llegar al lago me arrodillé y miré mi reflejo pero un sonido me interrumpió, una voz muy conocida se acercaba y éste estaba gritando mi nombre: era Elle. Me congelé pero rápidamente reaccioné, dejé mi maleta detrás de un arbusto y me metí al agua con cuidado tomando una muy grande bocanada de aire para así sumergirme en el agua, al estar dentro del frío lago me sostuve de una rama que sobresalía de la tierra al interior del agua, estuve un rato así pero al mirar hacia arriba pude observar la figura de Elle, sus jeans desgastados, su camisa blanca y su característico cabello alborotado, cerré mis ojos pidiendo que no me viera y al parecer funciono, al ya estar segura de que no se encontraba allí subí hasta la superficie y volví a respirar algo agitada. Salí del lago y escurrí mi cabello, no pensaba volver a clases empapada así que me fui a la habitación aprovechando de que Watari no estaría. Llegué a la habitación y cerré la puerta con cuidado, dejé mi maleta en las escaleras mientras subía, me duché nuevamente pero esta vez sólo me coloqué un short y un saco viejo carmesí, volví por la maleta así si alguien volvería no sabrían que estaba aquí, cerré mi alcoba, me coloqué los audífonos y coloqué música hasta quedarme dormida.

Al despertarme, abrí lentamente mis ojos, miré todo el lugar, este no era mi cuarto, o bueno, no el de la actualidad, esta era mi habitación cuando yo aún vivía con mis padres en Los Ángeles, tenía un montón de cuadros y de dibujos, habían muñecas y algunos osos de felpa, toqué una de las imágenes en donde mis padres, mis hermanos y yo no encontrábamos en una parque el día del cumpleaños de mis hermanos , por cierto, ellos son mellizos Takashi es mayor que Len por dos minutos, yo estaba sonriendo en medio de ellos y mis padres los estaban sosteniendo del hombro, pero lo que me  pareció curioso es que nadie me sostenía a mi, nadie tenía su mano en mi hombro, yo sólo ...sólo sonreía sentí un pequeño dolor en el indice, al mirar mi mano sólo tenía polvo en el indice pero luego comenzó a salir sangre, la habitación se volvió oscura y los peluches desaparecieron, me sentía más pequeña, de hecho me estaba haciendo más pequeña, los cuadros se cayeron y los dibujos fueron arrastrados por el viento hasta la ventana a excepción de uno, éste simplemente cayó al suelo pero segundos después se transformó en el mismo monstruo que veía en todas mis pesadillas, el bastardo me tomó por detrás y me tapó la boca y sentí un agudo dolor en el abdomen, tenía algo atravesado, sentí el dolor y unas lágrimas salieron de mis ojos y por fin reaccioné, abrí los ojos con lágrimas en estos, miré mi indice y tenía sangre, tragué saliva, fui al baño de la habitación y lavé mi mano y refresqué mi rostro miré la hora: las 2:30, no había nada de malo, pero lo que de verdad me aterrorizaba es que hacía sólo cinco minutos me había acostado para dormir, de repente alguien toca bruscamente la puerta pero alguien abrió la puerta, supongo que fue Watari. A lo lejos escuché la voz de la directora preguntando por mi nombre, rápidamente me puse un pantalón decente mientras escuchaba a Watari decir que yo no me encontraba aquí o por lo menos no me había visto hasta que yo bajé las escaleras y mirando a la directora.

-Hola, directora ¿qué necesita? - La directora miró a Watari alzando una ceja pero yo interrumpí- Watari no sabía que yo estaba aquí así que más bien prosiga a hablar- Ella me miró y abrió la boca.

-Señorita White -Dijo enmarcando el  White- la necesito ahora en mi oficina- me encogí de hombros, me despedí de Watari moviendo la palma de mi mano mientras seguía a la directora. Al llegar tomé asiento y me crucé de brazos en eso una Ashley entró a la habitación con una mano vendada y fulminándome con la mirada.

-Señorita White, tendré que hablar con sus padres, lo que usted a hecho con una chica perteneciente a la institución no está permitido, también tendrá un castigo de una semana y además citaré a tus padres para mañana- Simplemente sonreí.

-¿Algo más, directora? -La miré desafiante mientras me iba alistando para levantarme del asiento.

-No, nada más señorita, puede irse.

-Ah, directora, por cierto, suerte con lo de mis padres -Me fui de allí caminando totalmente normal, llegué a la habitación, Watari me preguntó que había sucedido y él se sorprendió pero también me reprendió. Watari es como un segundo padre, un muy buen padre. Después del regaño me fui a mi alcoba y comencé a leer hasta la noche, coloqué el libro en la mesa de noche y me quede dormida.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°

HOLA HUMANITAS Y HUMANITOS, espero que se encuentren bien, aquí está el cap, espero que les guste. 

PD: No intenten nunca lo de el tenedor XD 

Si te ha gustado picale a la estrellita naranja, comenta que te a parecido, por cierto, quería avisar que pronto haré un especial así que esten atentas o atentos. Adios y un beso :*

Fanfic Death Note (L Y TÚ) Lucharé Por Ti Hasta El Final.¡Lee esta historia GRATIS!