Tensión.

666 59 9

Los miraba desde la barra de la cocina, hacía un rato que ya estaban ahí, aún la recuerdo de la noche de Halloween, tal vez los celos sea mi conexión con ella, celos de tenerlo ahí, tener su atención, atención qué posiblemente ya perdí.

Les lanzaba miradas furtivas y ellos me las lanzaban a mi, pero a diferencia de como me veía Elle, Samanta me miraba con odio y egoísmo, sin disimulo alguno de sus sentimientos hacia mí. Me sentía incómoda así que por sentido común decidí "tomar un poco de aire"

Salí de la habitación rápidamente cerrando la puerta con la misma velocidad. Una vez afuera, me quedé pensando mientras le daba la espalda a la puerta de madera. Esto era lo último que me faltaba, algo se rompió muy dentro de mí. Más allá de mi corazón, mi alma había sido la que cayó en pedazos al suelo.
Al reaccionar, tragué saliva y comencé a caminar por el amplio pasillo cuidando de no encontrarme a ninguno de mis "abusadores". Una vez afuera, en el patio, decidí ir al bosque al cual no había ido, lo extrañaba realmente.
Recorrí cada extremo mientras los recuerdos venían a mi cabeza, uno por uno en orden de línea de tiempo. Me detuve al llegar al lago. Me arrodillé y pasé suavemente mi mano por el agua viendo mi distorsionado reflejo.
Suspiré, me levanté nuevamente y decidí caminar más. Fui hasta el final del bosque y noté que ya habían arreglado la reja, justo por donde me había escapado antes de irme. Suspiré y miré más allá de las rejas. Pasó media hora hasta que me cansé de mirar la zona verde que estaba fuera de los límites de la Wammy's House. Volví al patio y me quedé al lado de la fuente como una completa tonta, así que para disimular mire el agua de la fuente con mi reflejo en ella hasta que de pronto apareció otro personaje en la pequeña pantalla cristalina. Su cabello negro azabache y alborotado y su tez blanca pero no, no era Elle.

—B-Beyond...H-hola— Le sonreí.

—Hola, je, espero que no te hayas asustado con esta aparición tan... repentina.

—Tranquilo, me han pasado cosas peores— Miré sus ojos carmesí y tragué un poco de saliva, el recuerdo de cuando lo conocí vino a mi cabeza.

Aún me acuerdo correctamente de todo lo que sucedió, incluso con detalles. Era un invierno más frío de lo normal, bueno, al menos más de lo que ya estaba acostumbrada a aguantar, iba de la biblioteca hasta la habitación pero hice una parada para ver la fuente congelada y con un poco de nieve encima de esta. Pensé en repososar la gran cantidad de libros dotados de información y mundos mágicos encima del borde de la fuente, pero, justo cuando iba a ponerlos allí mi pie se hundió en la frialdad de la nieve y no con bastarle esto, me caí con todo y libros al la nieve pegándome con nieve congelada que estaba debajo de la suave capa de encima. Quedé allí tirada y adolorida por medio minuto hasta que puse una mano suavemente para poderme sostener mi peso, me levanté y toqué suavemente mi golpeada cadera. Me había arrodillado para recoger los libros pero alguien apareció, miré su mano que estaba cubierta con un guante negro y tomando uno de los libros, mi mirada se fue dirigiendo por las mangas del gabán gris hasta su cuello en donde se ubicaba una bufanda negra de cuadros rojos y grises. Una vez alli, distinguía esa blanca y suave tez con un alborotado cabello azabache pero tenía la mirada abajo, por un momento había pensado que era Elle hasta que dirigió sus ojos hasta los míos mientras me entregaba algunos libros que había recogido cuando yo lo andaba analizando. Quedé atónita al ver el color de sus ojos, era el color de la sangre, el color del peligro tal vez, esos ojos carmesí que me dieron una impresión completa y que me dejarían una inquietud luego.

—Gracias...—Recibí los libros sonriendo levemente— Ah, perdón, no me he presentado, yo soy...

—___* White, un gusto de conocerla — Tragué saliva— Soy Beyond, Beyond Birthday.

—H-hola — Dije insegura.

¿Cómo sabía mi nombre? Esa pregunta rondaría por mi cabeza por días, pero aún así, quería ser su amiga, por una extraña razón. Seguí hablando con él hasta que, en una tarde, volvió a aparecer el tema.

—Oye, Beyond...

—¿Si?

—Tengo una pregunta que me ha estado comiendo por días y... La podrías responder?

—Mmm sí.

—¿Cómo sabías mi nombre?

—Es algo difícil de explicar...

—Entenderé, ahora, prosigue

—Verás....No soy normal —Dijo antes de seguir con la historia que me hacía erizar, la historia que dejó más preguntas sin resolver. Después de ese día no volví a pronunciar palabra sobre lo ocurrido en esa fría tarde.

Volví en sí para quedar viendo a sus peculiares ojos y extraña historia detrás de estos.

—___*? ___* estás?

—Ah, sí, sí, claro, que...que sucedió?

—Que si quieres ir a caminar, entiendo si dic...

—Claro, pero, donde caminaremos, ya me canse de caminar por los lúgubres pasillos, créeme, tedioso.

—Tranquila, se un atajo del cual nadie se ha dado cuenta.

Me tomó de la mano y me llevó al bosque, vaya, mi escondite lo conocía alguien más y lo utilizaba con los mismos fines que yo. Me llevó hasta el final de la reja y, de donde estaba sentada unos minutos antes, apartó unos cuantos helechos, maleza y otro poco más de eso y aquello.

Allí había un agujero, la ausencia de metal allí no era tan notable a pesar de ser un gran pedazo faltante en ese lugar. Él se acostó un poco y salió, luego, yo me quedé mirando la reja una parte de mí me decía que no lo hiciera pero por otra parte una voz me decía que saliera y que lo gozara, que era lo que necesitaba. Miré para atrás mientras que Beyond me estaba esperando al otro lado, tal vez esperaba de que apareciera mágicamente Elle diciendo que fuese con él, pero eso solo sucede en películas de romance, a quien engaño, él nunca aparecería de esa manera, y menos cuando está con alguien como Samanta, tragué saliva y volví a mirar al frente, pasé por debajo de la reja mientras Beyond me tendía la mano que yo tomé con seguridad. Tengo que dejar de lado todo, tengo que empezar a vivir, empezar a saber qué es estar vivo. Empezar a olvidar a Elle Lawliet.

•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•
HOLA HUMANITAS Y HUMANITOS. ¿Cómo están? Espero que muy bien. Está vez no los daré excusas estúpidas, seré clara y sincera, no me inspiré y me dió pereza hacerlo. El capítulo que viene será más rápido. Por el momento las dejo con el corazón en la mano por la decisión tomada por la rayis.
Si les gustó no olviden aportar su estrellita naranja y no duden en comentar.
Hasta la próxima, adiós y besos 😘😘😘

Fanfic Death Note (L Y TÚ) Lucharé Por Ti Hasta El Final.¡Lee esta historia GRATIS!