Goodbye.

513 49 7

Sentía la suave tela de cada prenda en mis frías manos que pedían a gritos unos guantes que las abrigaran de inmediato. Al igual que mis manos, el frío dominaba fuera de los límites de la ventana llena de vaho haciendo notar esa reacción química entre el frío y el calor, no son el uno para el otro pero se complementan y hacen cosas mágicas. La música inundaban mis pensamientos y todo alrededor se volvía lento, no se escuchaba pasar el tiempo en el reloj, ese característico «Tic» al pasar el tiempo, segundo tras segundo.

Cerré la maleta posandola en el muro que daba al pasillo, aún quedaba tiempo antes de partir, puse mi mano encima de la madera pulida que conformaba la baranda del pasillo y escaleras, bajé despacio sintiendo la suavidad de esta, respiré hondo y los recuerdos no tardaron en venir, recuerdos de momentos inmemorables, momentos que me causaron un sentimiento maravilloso que no me hará recordar la mente con facilidad, momento irrepetibles con recuerdos para nunca olvidar, tristemente, son sólo eso, simples recuerdos.

Salí de la habitación y me dirigí a las habitaciones de mis amigos para despedirme de ellos, aún quedaba tiempo, pero no lo quería hacer difícil. Cuando llegué a la habitación de Beyond no tuve que esperar tanto en la puerta, fue como si, de hecho, me hubiese estado esperando con una gran y alegre disposición. Nos mantuvimos charlando por un rato en la puerta hasta que decidimos salir a caminar, y no, no nos referíamos a recorrer el orfanato, sino salí de él. Volver a caminar por las frías pero hermosas calles de Londres.

La fría brisa chocaba con mi rostro alborotando mi cabello y entre risas decidimos sentarnos en una banca que daba hacia un grupo de niños jugando y una niña apartada mirándolos, extrañamente me recordó a mí años atrás. Suspiré.

-___* ... ¿Te encuentras bien? - Preguntó Beyond.

-Sí, solo...no sé, dejar esté lugar, digo, han pasado cosas nuevas y geniales que no quiero dejar, como tú, por ejemplo.

-¿Cómo yo?

-Sí, me refiero a que te voy a extrañar, voy a extrañar escaparme contigo -Soltamos una pequeña risa después de mirarnos. Volví a mirar a los niños quién se acercaron a la pequeña que los miraba.

-Sabes? Yo también te voy a extrañar. Sobre todo por la parte de que me llamas por mi nombre, creo que estaba acostumbrado al B.B.

Lo miré y sonreí hasta que escuché las voces de los niños quién no solo reía sino que también abucheaban a alguien, ese alguien era la pequeña. No me quise quedar de brazos cruzados, le hice una seña a Beyond y me levanté del asiento con coraje, me acerqué a los niños quienes habían empujado en grupo a la pequeña.

-Oigan, dejenla en paz, ella no les ha hecho nada.

-Y tú quién eres para decirme que hacer?

-¿Tu quién eres para responderle así a tus mayores? - Se acercó Beyond con aspecto lúgubre, impresionantemente asustando a los niños, sus rojos ojos estaban posados en ellos tal y como si viese todas sus travesuras - Largense de aquí sino quieren que pase algo peor- Se cruzó de brazos mirando hacia las madres volviendo a ver a los niños segundos después, su mirada tenía algo más allá del odio, algo que yo no podía decifrar.
Los niños no tardaron en salir corriendo en dirección a sus madres distraidas y descuidadas, sabíamos lo que se nos venía así que nos escondimos rápidamente pero la niña nos persiguió quedándonos como opción o dejarla ahí e irnos o hablar con ella.

— ¿Cómo te llamas?—Pregunté mirándola, no tenía más de unos 8 o 9 años de edad.

— Soy...Belle—Dijo tímidamente con mirada perdida en el asfalto.

—Oh, bueno, Belle. Soy ___* y mi amigo es Be...

—Ryuzaki, llámame Ryuzaki —Me interrumpió Beyond haciendo que yo lo mirará de una manera extraña, fruncí el ceño pero a él no parecía importarle mucho, incluso sonrió ante mi expresión— Bueno, Belle ¿Sabes en dónde está tú mami?

—No —Negó con su pequeña cabeza

—¿Como llegaste hasta el parqué? —Volvió a preguntar Beyond

—Pues yo crucé la calle hasta el parqué.

Me miré con Beyond y acordamos ideas, volvimos al parque, esperamos por unos 5 minutos pero nadie que ella reconociese aparecía.

—¿Desde dónde dices que cruzaste? —Pregunté. La niña inmediatamente me señaló un mercado de pasó que había enfrente del parque, no vacilamos en dirigirnos allí. Beyond tomó a la niña de una mano y yo de la otra y entramos al mercado y anunciamos por el altavoz el nombre de la madre de la niña quién no tardó más de 1 minuto en llegar a las cajas, casi llorando nos dio las gracias, abrazo a su hija y antes de irse nos volvió a dar las gracias.
Regresando a la Wammy's House mi cabeza formuló la pregunta que tanto me llamó la atención.

—Hey, Beyond ¿Por qué le dijiste ese nombre a la niña?

—Ah, ___*, pequeña, aún hay muchas cosas que no puedes comprender —Dijo mirándome soltando un suspiro. Me limité a seguir caminando.

Regresamos a la Wammy's House, no me había fijado en la hora, no me importaba demasiado. Al llegar me despedí de Beyond y entré topándome con un Watari, un Elle y a un Nethan  desesperados por mi ausencia.
Watari me reprendió por la hora de mi llegada, mientras que lo hacía bajé mis maletas y nos fuimos pero, en el camino al auto nos encontramos con Samanta quién no le importó que fuese una molestia para dos de los pasajeros y que empeorara las cosas que pudieron ser habladas.

Al llegar al aeropuerto me despedí con un gran abrazo de Watari, le agradecí por todo y sonreí para después decirle fríamente adiós a Elle y a Samanta.
Esperamos el vuelo con nuestros boletos en mano y cuando llegó, nos ubicamos en nuestros lugares. Tiempo después partimos. Adiós Inglaterra.

~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~
Hola humanitas y humanitos, espero que estén bien, les traje por fin un nuevo capítulo, espero que les guste, hasta pronto, besos.

Fanfic Death Note (L Y TÚ) Lucharé Por Ti Hasta El Final.¡Lee esta historia GRATIS!