Acaso...¿Soy débil?

608 68 9

Me estaba sosteniendo tan fuerte, ¿No creen que seis chicos sean mucho para sostener a una chica? Yo sí.

-¿Te has estado divirtiendo? - Dijo Pamela acercándose a mí- Eso lo tomaré como un sí, pero otros también se quieren divertir ¿Verdad, Jay?

-Claro que sí, princesa - chocó su puño contra la palma mientras de eso. No supe cuando llegó o por lo menos cuando lo soltó con toda la fuerza que pudo pero segundos después ya no había aire en mis pulmones y el punzante dolor no tardó en aparecer junto con un incómodo sonido que salió evidenciando el dolor, bajé la vista y el puño aún seguía en mi estómago, la gente reía, entre esos, mis hermanos que estaban de espectadores.

Unas cuantas lágrimas se posaron en mis ojos y luchaban por no salir pero se rindieron cuando, a mi costado derecho, nuevamente sentí dolor, un dolor incontrolable, para entonces ya estaba llorando.

- Basta, basta por favor - Nunca me había visto suplicarle a alguien pero me dí cuenta que la vida puede dar giros inesperados cuando siente que se encuentra en peligro. Sentí unas inevitables ganas de vomitar pero lo intente evitar.

- Oww, la bebé está llorando, creo que ya es mucho por hoy, vamos Jay - Le dijo mientras el jugador de básquet se acercó a mí mientras​ los chicos que me sostenían me soltaron dejándome caer totalmente débil y vulnerable. Jay Brown me tomó del cuello y me alzó pegando mi espalda contra la pared y dejándome a su misma altura, intenté escaparme de su agarre pero no tenía fuerzas.

- No te relajes tanto, corazón, no vas a salir ilesa del show - Lo susurró en mi oído mientras ya me estaba quedado sin aire, menos del poco que ya tenía y para finalizar mordió suavemente mi oreja haciendo que un escalofrío pasase por mi espalda y que mi estómago se revolviera. Finalmente me soltó y caí a suelo, quedándome tirada allí, cada espectador se fue por su camino y todos riéndote, uno que otro señalándome.

No decidí ir a clases y menos a enfermería, prefería evitar el cuestionario que claramente me haría la enfermera, así que tomé mi mochila, me coloqué el abrigo y me puse la capucha que tapaba levemente mis ojos rojos y sin dudar salí del instituto con rapidez, con lo que podía llamar rapidez ya que no podía ni caminar bien y cada paso que daba veía un poco borrosa.

Al llegar a la desolada calle no tarde en ir directamente al baño dejando en la entrada de mi habitación mi mochila y el abrigo. Abrí la tapa del váter y vomité, tiré de la cadena y me miré al espejo, inmediatamente sentí repulsión de mí y de mi vida. Tomé con fuerza los extremos del lavamanos, me lavé los dientes y me eché agua en la cara, me la sequé y me seguí mirando al espejo. Mi mente pasaba las imágenes y las sensaciones de las escenas de hace unos cuantos minutos. Miré mi muñeca y me formulé la siguiente pregunta: ¿Me sentiría mejor sí me corto? Suena una locura pero ¿Ese dolor es... Relajante? Nunca pensé en que estaría bien acabar con nuestra vida, pero que ahora me encuentro en una de esas situaciones ¿Es una mejor manera de escape?

Me mordí el labio inferior y pase delicadamente mis dedos sobre mi muñeca recorriendo cada vena visible. Me dirigí a mi habitación, cerré la puerta con fuerza dejando mi espalda contra la puerta mientras me resbalaba hasta llegar sentada al suelo y comencé a llorar, a llorar como nunca pensé que podía, como nunca lo había hecho siguiendo mi promesa conmigo misma pero la he roto, lo he roto porque soy débil, ahora, aquí, en el suelo, me pregunto qué pasó con Aquella chica que no se dejaba de las personas, con una actitud y carácter fuerte que sólo lloraba por lo que pasaba en su familia. No, esa chica ya no existe, tal vez, nunca existió. Me laptop estaba abierta y aparecía una llamada entrante de Ali, pero, evidentemente, no estaba en condiciones de contestar. Me levanté, me recosté en la cama y abracé una almohada...¿Hasta dónde llegaré si no hago nada? Fue lo único que vino a mi mente antes de que me quedara dormida con mis mejillas húmedas y con el cuerpo adolorido gracias al mal y horrible rato que pasé.

~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~•~
HOLA HUMANITAS Y HUMANITOS. ¿cómo están? Espero que bien. Se nota mucho mi estado sad? Creo que yes. Pero bueno...las personas se cansan en alguna parte de la vida pero quien dice que ___* no lo hará.

Si les ha gustado no duden en clickear en la estrellita y comentar porque todos los comentarios los tendré en cuenta. Muchas gracias y adiós, besos 😘😘

Fanfic Death Note (L Y TÚ) Lucharé Por Ti Hasta El Final.¡Lee esta historia GRATIS!