10

126 8 0

Liam la abrazó con fuerza mientras ella dormía. Jamie le había contado lo que había pasado con Harry y también le había dicho que ahora estaba más segura de sus sentimientos por Zayn. Ella sentía que lo había traicionado pero también pensaba que tenía su lado bueno puesto que eso la había guiado a fortalecer sus sentimientos por el moreno.
-No quiero que vuelva a enterarme de nada así por otra persona.-dijo Geoff subiendo la voz.- No tendrías que haber subido a ese auto. Algo podría haberte pasado.
-No iba en el auto, papá. -susurró ella.- Él no me encontraba. Pensó que me había ido a casa.
-No quiero que vayas a ninguna otra fiesta.
-Papá...-intervino Liam, bajando las escaleras.
-No. Ella sabía que yo no quería que fuera.-dijo casi en un grito.- Si vos no ibas, tu novio tampoco.
-¡Geoff! -dijo Karen, escandalizada.
Jamie puso las manos en su espalda y bajó la vista. Liam la rodeó con sus brazos pero ella se soltó y corrió escaleras arriba, encerrándose en su habitación.
-Te pasaste.-dijo Liam y la siguió.- Le estás echando la culpa de todo. ¿Pensas que no lo hizo ya?
Geoff suspiró y subió las escaleras.
-No quería decir eso, hija.-susurró abriendo la puerta.- Vamos, princesita. Sé que me equivoqué. Agradezco que no te haya encontrado y que no estuvieras en el auto.
-Quiero saber que está bien.-lloró ella.
-Invitalo a casa. Traelo acá. Él está bien, nena. Nada va a pasarle.
-¿Lo prometes?
-Te lo prometo.

El moreno llamó a la puerta y ella abrió tras pasar apenas unos segundos. Lo abrazó con fuerza.
-Tranquila, amor.-murmuró él, acariciando su espalda.
Ella lo miró y recorrió la herida de su ceja con el índice. Zayn ladeó la cabeza y le sonrió con suavidad para luego besarla.
-Te amo.-susurró Jamie y Geoff tosió de modo exagerado.- Ya, papá.
-Hola, señor Payne.-dijo Zayn, riendo mientras la pegaba a ella a su pecho.
-Hola, Zayn. ¿Cómo quedó el auto?
-Basta, Geoff. -dijo Karen.
-Ya está en el taller.-suspiró Zayn. La miró a ella y besó su frente.- No mas fiestas para nosotros.
-Eso está más que claro. -dijo el hombre.
Jamie tomó la mano de Zayn y lo guió escaleras arriba.
-Perdón, amor.-dijo el moreno.- Yo... Gracias al cielo que no te encontré a tiempo.
Ella negó y lo abrazó con fuerza. Zayn la cargó hasta la cama y se dejó caer con ella.
-Te ves exhausta.
-Necesitaba verte.-dijo ella.- Si algo te pasa, me muero. Ya perdí a Cory y creí haberte perdido a vos también. Ya no puedo...
-Shh...-murmuró él, pasando su mano por la espalda de ella.- Estoy bien, ¿es lo querías ver? No me pasó nada. ¿Ves?
-Quiero que te quedes hoy.-pidió ella.
-Estoy acá, amor.
La besó con suavidad hasta que se quedó dormida y Liam entró en la habitación.
-No pudo dormir mucho anoche. Está muy asustada.
-No tendría que haberla llevado.
-Harry la besó. -soltó Liam.- Por eso no la encontrabas.
-Voy a matarlo.-dijo, presionándola entre sus brazos.- Voy a darle tantos golpes que no va a poder estar con nadie más en su vida.
-Siente que te traicionó. Escuchá, no quiero que te vayas. No podes dejarla.
-No voy a ir a ningún lado. ¿Por qué todos creen que si?
-Sé que te dieron la beca para estudiar arte en una de las mejores academias del mundo.
-No voy a ir sin Jamie. Sabes que yo no quiero hacerlo.
-Van a obligarte.
-Que hagan lo que quieran. Yo ya lo dije, sin ella no me voy.
Jamie se removió entre sus brazos y él la afirmó a su lado. Le sonrió con suavidad y ella volvió a cerrar sus ojos.
-Es muy vaga y dormilona.-rió él.
-Si. Pero nunca va a cambiar.
-No.-dijo ella.
Ambos rieron y Zayn la besó.
-¿Siguen diciendo que Zayn Malik es indomable? -preguntó Niall entrando en el cuarto.
-Es mío. -dijo ella, pasándole la pierna sobre la cadera y recostándose en su pecho.
-¿Me engañas con ella?-preguntó fingiendo dolor.
-Es irresistible. -respondió el moreno y la puso sobre él, evitando que Niall cayera sobre ella.- Cuidado, rubia. Vas a aplastar a mi novia.
-¿Liam, queres ser mi novio?
-¿Qué? -rió.- Yo también soy de ella.
-Te llevaste a todos los chicos lindos.-se quejó Niall.
Geoff entró y miró a Zayn con cara de pocos amigos. Jamie se levantó y su padre le dijo que la buscaban abajo. Los chicos se miraron confundidos y pronto la escucharon exclamar.
-¡Louis! Si, si, si. ¿Todos sabían dónde estábamos?
-¿Todos? ¿Todos están acá?
-Si.-dijo ella.- Están arriba.
-¡Louis!-dijo Niall.-¡Llegó mi novio!
-¿Qué?
-Niall quiere amor.-explicó Liam.
Al ver aparecer a Zayn se estremeció y no dijo nada hasta que vio como él la rodeaba con sus brazos por la espalda y le besaba la mejilla. Liberó el aire contenido.
-¿Todo bien entre ustedes?
-Si.-murmuró ella con sus manos sobre las de su novio.- Todo está bien.
-Dentro de poco empiezo a cobrar. -dijo Karen.- Demasiados invitados.
-Vamos a salir.-dijo Liam.- No volvemos tarde.
-Cuida a tu hermana.
-Si, mamá.
-Y Zayn no maneja.
-No se preocupe, señora Payne. En primer lugar, no voy a volver a manejar después de haber tomado. Y en segundo lugar, nunca voy a poner en peligro a su hija.
-Eso me deja más tranquila. -dijo Karen.
Jamie miró a su hermano y este le dio lugar para que se refugie entre sus brazos. Ella le sonrió y se refugió en ellos.
-Vamos, linda.-dijo él.- Hoy tenemos tarde de pizzas y amigos.
Todos salieron de la casa y Harry los observó deseando poder ser uno de ellos.


1+1Read this story for FREE!