21

96 5 0

Maratón Fin de año. 2/3  


El día llegó y ella se acostó junto a su novio, llorando.

-Zayn. -susurró, creyendo que dormía.- Zayn, besé a Harry. La otra noche en el lago besé a Harry después de haberme tomado la mitad de su botella de cerveza. Yo... Dije que iba a darle una oportunidad cuando te fueras y... Zayn, no quiero hacerte esto. Te amo pero... Desde que te dijeron que te vas hoy, no estás. Te fuiste antes de tiempo y... Harry y yo estamos ayudando a Jesy a volver a caminar y a ella le hace mucha ilusión vernos juntos pero, no quiero dejarte. Zayn, ¿por qué Harry tiene que ser el error que nos separe? No siento por él lo que siento por vos. Zayn, te amo.-lloró y él volteó.
-¿Tomaste?-ella asintió, nerviosa. El tono de su novio era distante.- ¿Te emborrachaste con Harry? -ella negó. Él guardó silencio y ella lo miró suplicante.-No lo amas. Yo lo sé. No lo amas, amas lo que él hizo. Amas que haya pagado los tratamientos de Cory, que te haya sacado de ese auto. No lo amas.
-Te amo.-susurró ella. Secó sus lágrimas pero comenzaron a salir más y más.- Te amo, Zayn. Yo... Perdón. Sé que arruiné todo, pero perdoname. No voy a volver a molestarte.
-Hey, hey.-dijo, tomándola de la cintura cuando ella quiso levantarse.- ¿De qué hablas?¿A dónde vas? Jamie, me lo dijiste. Yo lo sabía y quería... Necesitaba que vos me lo dijeras. Pero no me dejes.
-Te engañé.
-Pero no me importa.-dijo él.- Sos mi novia y te amo.
-¿Qué voy a hacer cuando te vayas?-lloró contra su pecho.
-No voy a irme. Cancelé todo cinco minutos antes de que llegaras. Peleé con mamá pero yo no quiero ir ahí y tampoco quiero dejarte.-dijo.- Y voy a recuperar tu pulsera.
Jamie se acercó a él y lo besó pidiéndole disculpas en silencio.
-¿Jamie?-llamó Liam.
-Tu hermano te busca.-dijo Zayn contra los labios de ella. La chica se aferró a él.- Acá,  Liam.
-No la hagas sufrir. -dijo el chico al verla llorar.
-Zayn no va a irse.-dijo ella con una sonrisa suave.- Y estamos bien. Le conté de Harry y no se enojó.
-Si me enojé. -dijo él. -No quiero volver a escuchar que tomaste.
Ella se hundió en su pecho y Liam se arrodilló a su lado.
-Voy a salir un rato. Quiero que te quedes con Zayn. -dijo y le besó la cabeza.
Ella asintió y Zayn la abrazó con más fuerza. Besó su frente y, cuando la puerta se cerró, se colocó sobre ella.
-¿Te tocó? -preguntó serio y ella negó.- Jamie, te amo. No me dejes por él. -susurró y se acercó a su cuello, acariciándolo con sus labios.- Nos amamos. Acordate de eso siempre.
Ella lo miró unos segundos y él se apartó de su cuello.
-¿Qué?
-Estoy lista.-susurró ella.
-¿Segura?
-Si.-dijo y lo besó.- Si, mi amor.
Él sonrió y la besó con más intensidad que antes.

Harry se detuvo frente a la casa de ella. Lo había escuchado, Zayn no se iba. La ira lo embargaba y sabía que había perdido la única posibilidad que conseguiría. Apretó el brazalete en su mano y maldijo mirando el auto del moreno. Las lágrimas quemaban en sus ojos pero se negó a dejarlas salir.
-Ella va a venir.-dijo.- Ella va a estar conmigo. Yo lo sé. Jamie no va a hacerme esto.
La hora de cuidar a Jesy llegó pero nadie salió de la casa. Maldijo para sus adentros y arrancó.
-Si no venís... Vas a arrepentirte, Jamie. Vas a arrepentirte de lastimarme de este modo. Te voy a dar donde más te duele. Voy a ser el hijo de puta que crees que soy, que todos creen que soy.

Jamie descansaba sobre el pecho de Zayn mientras él le acariciaba la espalda con suavidad. Sus pestañas le hacían cosquillas pero él permanecía quieto.
-¿Te lastimé? -preguntó él, sabía que era la primera vez de ella. Jamie negó.- Sos el amor de mi vida.
La cubrió mejor con las sábanas y le besó la frente.
-Te amo. -susurró ella y se quedó dormida.
Zayn siguió acariciando su espalda en silencio hasta que se durmió también. Fue la primera vez que faltó a la casa de Jesy pero ni siquiera pensó en ello, solo podía pensar en que su novio no se iría, en que acababan de hacer el amor y en que lo amaba.

Liam llegó a la casa y ella dormía en la sala, entre los brazos de Zayn. El moreno miraba la televisión en silencio, sin soltarla.
-¿Todo bien?
-Si. Creo que mamá y papá no van a llegar hoy. Se retrasaron bastante.
-¿De verdad?-preguntó.- Ella se había hecho mucha ilusión con que llegaran hoy.
-Ya lo sé. ¿Vos crees que tenga que hablar con ellos?
-No lo sé. Sabes que ella siente que nunca tuvo padres y es muy apegada.
-Tenes razón.
-¿Van a estar el sábado?
-Si. No se perderían el cumpleaños de Jamie.
-No parece de diecisiete años.
-Tiene cinco años para mi.-dijo Liam riendo y besó la cabeza de su hermanita para luego tirarse en un sillón libre.
-Ojalá Harry nunca hubiera aparecido en su vida.-dijo Zayn.
-Me encantaría que fuera así. -dijo Liam.
-¿Ya llegó papá? -preguntó Jamie, tras unos minutos, con la voz adormecida.
-No van a llegar hoy.-dijo Liam. Ella hizo puchero.
-¿Me llevas a mi cuarto?-preguntó extendiendo sus brazos con los ojos cerrados.
Zayn la besó con suavidad y se despidió antes de que Liam la tomara en brazos y la llevara al cuarto para que durmiera.
-Voy a irme.-dijo Jamie.
-¿A dónde?
-Al lago. Cuando ellos no están y vos tampoco, voy al lago.
-¿Por qué me lo decís? ¿Queres que cierre la ventana?-ella asintió.
-No quiero ver a Harry esta noche. No quiero que me convenza de que lo amo.
-Voy a venir en un ratito.-dijo él.- No te vayas. Y no dejes que Harry te convenza de nada, él no es una buena persona.
La voz de Liam se fue apagando en los oídos de Jamie y pronto se quedó profundamente dormida.


1+1Read this story for FREE!