17

107 4 0

El tiempo pasaba y Liam y Jamie asistían todos los días a la casa de Jesy.
-Zayn. -llamó ella y el moreno volteó.- ¿Estás listo?
-Solo falta la corbata. -dijo él.- Estás preciosa.
Ella sonrió y se encargó de su corbata para luego poner sus manos en los hombros de él. Llevaba puesto un vestido oscuro con rosas bordó que quedaban, inusualmente, perfectas. (Multimedia) Un cinto cortaba en su cintura.
-Que cortito.-dijo él.
-Es muy lindo.
-¿Tu hermano lo aprobó?
-Mi hermano no lo va a ver hasta que lleguemos a la cena.
-¿Se fue con tus papás? -preguntó sorprendido. Ella asintió riendo.-¿Te dejó sola conmigo en la casa? Me va a dar algo.
Ella se paró de puntitas y lo besó. Zayn la apretó contra su cuerpo y bajo hacia su cuello con suavidad.
-Zayn.-dijo ella en un susurro y luego rió.-Mi teléfono. ¿Hola? Si, Liam. Ya casi salimos. Emm..¿Qué estamos haciendo? Nada. Quiere hablar con vos.
-Como le pongas un dedo encima, te mato.-dijo Liam.
Zayn se mordió el labio para acallar la carcajada y Jamie entrecerró los ojos, dejando en claro que tenía una idea y a él le iría mal. Se acercó con inocencia en el rostro pero un brillo travieso en los ojos.
-Yo no voy a hacer nada malo.-dijo él.
Jamie se acercó y comenzó a mordisquearle el cuello con suavidad. Era la primera vez que lo hacía pero pudo ver que provocaba algo en Zayn.
-¿Me escuchaste?-dijo Liam.
-Perdón, ¿qué?
-¿Qué están haciendo?
-Nada.
-¿Y por eso te cambió así la voz? Ya voy para allá.
-Ya salimos, Liam. -dijo Zayn y cortó.- Eso fue una maldad.
-¿No te gusta?-preguntó ella con suavidad y él rió con ganas para luego besarla.
-Si no tuviéramos esa fiesta... Andá bajando, yo tengo que ir al baño.
Jamie estaba sentada en el borde del sillón con los pies colgando cuando él bajó. La rodeó con sus brazos por la espalda y volvió a besarla.
-Te amo.
-Yo te amo todavía más.
Ambos salieron de la casa y Zayn le abrió la puerta del auto. Ella habló con Liam durante buena parte del viaje y Zayn no podía evitar reír con ganas.
Al llegar, el chico los esperaba.
-Ni que fuera un vampiro. -se defendió Zayn.
-No tenes que ser un vampiro para ser peligroso.
-Ya.-dijo ella y besó la mejilla de su hermano.- Hola, Liam.
-Hola, Jamie.-dijo él y entonces frunció el ceño.- Ese vestido es muy corto.
-Es lindo.-dijo ella, encogiéndose de hombros y Zayn la abrazó por la espalda.
-Estás preciosa. -dijo su hermano y luego miró a Zayn.- Haceme acordar de ver qué se pone la próxima vez.
-Lo anoto.-dijo el moreno.
Entraron en la fiesta y Geoff entrecerró los ojos.
-Es muy corto eso.-dijo y Karen rió.
-Dejenla. Es una adolescente hermosa con unas piernas espectaculares.-dijo, abrazándola.- Además, tiene un novio que no va a dejar que nadie mire lo que no tiene que mirar. Y tiene a Liam que no va a dejar que la miren siquiera. Y vos-señaló a su marido.- que vas a hacer un escándalo cuando la miren siquiera a los ojos.
-Su novio ya se me volvió amenaza.-dijo Liam y ella se apresuró a rodear a Zayn con sus brazos.
-No, no. Él es bueno y se va a portar bien. ¿No, amor?
-Claro que si.-dijo él, besándola con suavidad.
-Malik.-advirtió Liam.
Ella se cruzó de brazos, enojada, pero el rostro le cambió con rapidez. Miraba a la distancia. Había unos ojos clavados en ella, los mismos que ella miraba.
-¿La conoces? -preguntó Zayn.
-Es Rebecca Lamir.-dijo Karen.
-Es... Mi mamá biológica. -dijo Jamie en un susurro.
Karen se tensó de golpe y se pegó a su lado. Nadie le sacaría a su hija.
-¿Qué hace acá? -preguntó Geoff.
-No lo sé. -susurró Jamie y se hundió entre los brazos de Zayn.- Hace once años que no la veo.
-Puede ser otra persona. -quiso tranquilizarla el moreno.
-Sé que es ella.
-Vamos afuera, Jamie.-dijo Liam al ver como la mujer se acercaba.
-Papá le decía Becca porque a ella nunca le gustó el nombre Rebecca.
-Ya, amor. Tranquila.
-No me gusta que siempre haya problemas.
Liam la miró y se arrodilló a su lado. La obligó a mirarlo.
-Estamos con vos. Somos tu familia.
-¿Dónde está Cory?-preguntó la mujer, apareciendo junto a ellos.-¿Dónde está mi hijo?
-Falleció. -dijo con un hilo de voz, Jamie, y Liam se interpuso entre ella y la mujer.
-Tenías que mantenerlo con vida. Para eso naciste, para darle todo. Él tenía que vivir.
-Callese.-dijo Liam.- No quiero que le hable a mi hermana.
-Yo di a luz a esa chica y puedo hablarle.
-No. No puede hacerlo.-dijo Geoff.-Nosotros somos su familia. Ella es mi hija y de mi esposa, usted no es nadie.
-Yo solo quería salvar a mi hijo.-lloró la mujer.- Pero ella nunca quiso apoyarme en eso.
-Usted no sabe nada.-gritó Zayn.-No se atreva a decir nada de ella. Ella se quedó con Cory todos esos años y pagó sola los tratamientos. Usted no sabe todo lo que hizo Jamie por su hermano. No sabe nada. No la merece. Váyase. Usted no tiene nada que hacer acá.
La mujer se alejó a paso lento y Jamie abrazó a Liam con fuerza mientras Zayn fumaba un cigarrillo.
-Ya lo sabía. -dijo ante el silencio.- Yo sabía que había nacido para eso. Nada de lo que dijo es nuevo. Solo me chocó verla ahí.
-Te quiero mucho, hija.-dijo Karen.
-Lo sé, mamá. Yo también te quiero mucho. Te quiero muchísimo.


1+1Read this story for FREE!