9

119 6 1

Jamie y Liam salieron de la escuela tomados de las manos.
-Creo que...-su frase se cortó y Liam la miró con el ceño fruncido. Ella miraba el frente y sus ojos se llenaron de lágrimas.
Zayn Malik estaba recostado contra su auto con su campera de cuero y un cigarrillo entre los labios. Muchos pusieron su atención en él. Se acercó con paso lento, deteniéndose frente a ella.
-Jamie, mi amor.-susurró.- Yo nunca quise irme. Me llevaron lejos y... Mi amor, lo lamento tanto.
Jamie presionó la mano de Liam con suavidad y él la miró.
-Si. Es cierto lo que dice.
-Te amo.-titubeó unos segundos y luego dejó a su mano reposar sobre la mejilla de ella. Con el dedo tembloroso, le acarició el labio inferior.
Harry arrancó a toda velocidad mientras se maldecía por, nuevamente, haberla arrojado a los brazos de Zayn.
El moreno la miró suplicante y ella se paró en puntas de pie, quedando a la altura de sus labios. Él se aproximó y la besó. La besó como la hubiera besado de saber que sería arrancado de su lado por tanto tiempo.
-Te amo.-volvió a susurrar sobre sus labios.- Te amo incluso más de lo que puedo decir.
-No vuelvas a irte. -pidió ella en un susurro.
-No voy a ir a ningún lado. No sin vos.
-¡Zayn! -exclamó Niall al verlo.
Ambos chicos se abrazaron y Zayn volvió junto a ella y le rodeó la cintura con su brazo.
-Zorra.-masculló alguien y Zayn la pegó más a su lado.
-Vamos a casa.-dijo Liam presionando su mano.- ¿Vienen?
Tanto el rubio como el moreno, asistieron y se encaminaron a sus autos.
Así pasaron los siguientes tres meses pero Liam sentía que había algo que a ella le molestaba y sabía que llevaba el nombre de Harry.
-Mi amor. -dijo Zayn.- ¿Lista?
-Claro.
Él le sonrió y la besó con suavidad. Zayn era popular y lo invitaban a cuanta fiesta había pero era la primera vez que aceptaba. Quería llevarla a ella con él.
-Estás hermosa. -susurró.- Gracias por acompañarme.
Jamie no dijo nada, ni en ese momento ni cuando llegaron. La mantuvo a su lado hasta que lo llamaron por un juego de tragos.
-No te quiero cerca de él. -dijo Harry y la tomó del brazo, metiéndola en el baño.- ¿Lo llamaste?
-No.
-¿Qué hace acá? ¿Cómo te encontró? -preguntó, encerrándola contra la pared.- Jamie, no te quiero cerca de él.
-Vos causaste esto.-dijo ella.- Liam lo llamó porque le dijiste que estaba enamorada de vos.
-¿Lo estás? -preguntó.
-No.
-Decime la verdad.
-Amo a Zayn.
Harry se pegó a ella y la besó como jamás había besado a nadie antes. Redujo la distancia de sus cuerpos a cero y la presionó aún más al sentir que ella le daba paso libre a su lengua. Cuando sintió que si no se apartaba no podría detenerse, pegó su frente a la de la chica.
-¿Estás enamorada de mi?
Ella no podía responder, su mente era una laguna y estaba demasiado perdida en el verde esmeralda de los ojos de Harry Styles.
-¿Jamie?-llamó Zayn.
-No.-pidió Harry, volviendo a presionar su cuerpo contra el de ella.- Quedate conmigo hoy.
-Jamie. -volvió a llamar el moreno.
La chica miró a Harry y él suplicó en silencio. Pegó sus labios a los de ella una vez más y la recorrió con sus manos. Ya no oían la fiesta ni los llamados de Zayn, ya no oían más que sus respiraciones agitadas.
-Te amo.-susurró Harry con voz ronca y besó con más intensidad.
-Tengo que... Tengo que ir con Zayn.-susurró ella apartándose de él.- No puedo hacerle esto. Yo... Vos lo dijiste.
Jamie se apartó y salió del baño. Buscó a Zayn con la mirada y lo vio saliendo de la casa con paso titubeante. Lo siguió y logró alcanzar la salida justo cuando él se marchaba a toda velocidad.
Corrió por la calle, intentando alcanzarlo. Lo había engañado. Había besado a Harry, otra vez.
-¡Zayn!-gritó pero él ya estaba demasiado lejos.
Lo vio doblar en la esquina y se detuvo, el estómago le dolía y no lograría alcanzarlo.
El impacto llegó a sus oídos y el corazón comenzó a latirle de forma frenética en el pecho a la vez que volvía a correr hacia la esquina y se topaba con los dos autos dañados.
-¡Zayn!-gritó con todas sus fuerzas y corrió hacia allí.- Zayn, por favor.
Abrió la puerta y lo encontró con una herida en la frente y los ojos entreabiertos.
-Acá estás. -dijo él, rodeándola con sus brazos.
Jamie comenzó a llorar en su pecho. Le presionó la herida con la manga de su sweter y él la sentó en sus piernas.
-Amor, tranquila. Estamos bien.
-Te amo.-dijo ella.- Te amo, ¿si? Te amo con todo mi corazón.
-Yo también te amo.-susurró él.- Calmante, por favor.
-Hay que ir al hospital. -susurró ella.
El otro auto se había ido sin que ella lo notara y nadie parecía haber notado el accidente.  Jamie lo hizo bajar y caminar junto a ella.
-Puedo manejar.-dijo él.
-No. Acabas de chocar. Oles a alcohol. No voy a dejarte.
-Jamie, no va a pasar nada.-dijo él,  deteniéndola.
-¿Podes prometerme que vas a manejar y nada va a pasar, que vamos a llegar ilesos al hospital, que nada va a pasarte?
Él siguió caminando sin soltarla y le besó la cabeza.
-Todo va a estar bien, mi vida.-dijo.- No tengas miedo, estás conmigo.
-Te amo.-repitió ella.
Y así era, lo amaba tanto como era posible amar y ahora lo sabía. Harry podía decir lo que quisiera pero ella sabía que amaba a Zayn y eso no cambiaría. Puede que el terror a perderlo fuera lo que la llevó a abrir los ojos y ser consciente de todo. No lo sabía ni le importaba. Solo le importaba él. Solo le importaba Zayn y el que él se encontrara bien y a su lado.


1+1Read this story for FREE!