Último maratón 1/?: Después...

209 17 2

Lee, comenta y vota.

Capítulo con salseo por doquier.

PD: Mi proposito es terminar esto, así que siéntense y disfruten la lectura.

♦❇♦❇♦❇♦❇♦

Frágil, como el hielo inmaculado de invierno.

Frágil, como mis huesos.

Frágil, con un cuerpo delicado frente a personas demasiado fuertes.

Frágil de mente, cuerpo y alma. Tan humana e incapaz de defenderme a mi misma; tan inútil.

Dos semanas y una que se iba a sumar debido a mi incapacidad de quedarme quieta, habían echo estragos en mi mente.

Me sentía extrañamente inútil, incapaz de proteger mi propia existencia, dependiente de otros que no siempre podrían ser mi sombra.

¿Pero que podía hacer?

No estaba dispuesta a convertirme en una criatura sobrenatural, eso lo tenia claro. Entrenarme para defensa personal no iba a servir de nada, considerando que los principales atacantes eran como un ejercito de boinas negras, comprimidas en un sólo cuerpo. Por lo tanto, a menos que no fuera algún tipo de criatura sobrenatural que conservara mi humanidad, no iba a ser capaz de contrarrestar la fuerza de mis atacantes.

Tenía todo un dilema de frente y eso no era todo: Jasper quería comprar un terreno cerca del bosque Cullen, junto con la construcción de una casa que pudiéramos habitar  Seth y yo. Charlie quería vender su casa, para irnos a vivir todos a la casa de Sue. Sue quería hacer lo contrario de Charlie. Seth quería conservar ambas casas, viviendo los jóvenes en la Push y los adultos en la casa de Charlie. Leah quería mantener a la familia y nada más. Y por mi parte, quería mi hogar, mi independencia y eso significaba; comprar y/o arrendar un departamento para mi sola, con mi sueldo y mis ahorros.

Todos teníamos ideas diferentes y eso dificultaba la toma de decisiones, aunque no tenía prisa pues seguía como visitante "hasta nuevo aviso" en la casa Cullen debido a los costillas.

Mi estancia estaba siendo tortuosa al no poder moverme con libertad hasta nuevo aviso.  Aunque trataran de distraerme y hacer algo nuevo en casa, eso no estaba funcionando, quería estirar los pies y todos lo sabían, por eso venían cada cierto tiempo a hacerme compañía.

-Hey, pata de yeso - me dijo sonriendo, con Esmi en su espalda - traje comida y una película que no nos podemos perder.

- No tan deprisa, alfa peludo.Muestrame la mercancía.

-Lo haces sonar como delito.

-Delito es tener a una niña de imprimación.

Y ambos reímos, con Reneesme mirándonos sin entender.

♦❇♦❇♦❇♦❇♦❇♦

Sus labios tenían el sabor al algodón de azúcar, mi favorito. Nos movíamos al compás de la música de fondo mientras me acariciaba tan sutilmente que parecía casi fantástico, se sentía extraño volver a sentir los nervios en mi estómago como si todo fuera nuevo.

-Hey, debemos parar.

Una sonrisa picarona salió de sus labios.

- ¿Porque deberíamos parar?

- No me puedo mover.

- Si es por eso, no hay problema. Puedo hacer todo el trabajo.

-Ni lo sueñes, pulgoso -dijo otra voz en la habitación - ella esta en reposo absoluto.

Tú Eres Todo Para Mí (Seth) *Editando*¡Lee esta historia GRATIS!