CAPÍTULO XXV: Wonderful

797 20 2

♫…your wonderful (you make me crazy)…

                 Sentados el cuarteto en el salón, Marisol no puede controlar el tremor de sus pálidas manos, su subconsciente le repetía una y mil veces en la encrucijada que se encontraba, sino lo controlaba, en cualquier momento iba a soltar un chillido de histeria – Pero… Me siento observada…. ¡Mami I need you! – Exclamaba en su cabeza ayuda ante la evidente inseguridad que sentía en ese momento, su galante novio la tenía tomada de la mano, pero aún así su nerviosismo no cesaba, menos con la mirada de su suegra encima.

 -          Mamá, ¿Por qué no esperaste?, sabías que vendríamos hoy en la tarde. – reclamaba el oriental.

 -          Hijo, la ansiedad me estaba matando, ya todos la conocen menos yo. Además quería conocerla en otro entorno y no junto a tu lado, que no sería la misma impresión. – agregaba con seriedad la dueña de casa.

 -          Pero mamá… - refutaba.

 -          No me contradigas Young Bae, no tienes de qué preocuparte, ante mis ojos tu novia está aprobada – decía sonriendo.

La extranjera no podía comprender bien, en su país no era tan importante la aceptación de los suegros, bueno por lo menos no pesaba tanto como en Corea. Dibujándose una pequeña sonrisa, es sorprendida por el inesperado abrazo de su galán.  -Te dije mamá, Marisol es única -. El joven oriental sonríe sin parar, pero a nuestra veterinaria para variar le han comido la lengua los ratones, notando el pequeño detalle la señora. - Como muy bien comentaste una vez Young Bae, veo que su novia ha perdido las palabras, así que… ¿Puede acompañarme a la cocina para charlar de mujer a mujer? –. Esto provocó que se desatará la histeria en la agitada cabeza de Marisol, casi atragantándose con su propia saliva, toma un gran sorbo de jugo al seco, y en silencio se levanta para seguir a la imponente señora, pero sin antes ser apoyada por una cálida sonrisa de su novio y susurrándole éste, -Todo estará bien, solamente sé tú misma. – asintiendo ésta en silencio con el corazón prácticamente atorado en su garganta.

Quedando los hombres en el salón, sueltan una pequeña carcajada por la divertida escena para ellos, conocían muy bien a su madre y sabían que no podían contradecir una palabra de ella, es decir su palabra es LEY, pero también sabían que no iba a ser un ogro con Marisol, no era la típica suegra que se describe en las telenovelas o libros, era diferente, madre de Taeyang tenía que ser, ¿No?. De pronto desde la cocina, se escuchan unas sonoras carcajadas, confirmando lo que pensaban los hermanos Dong, que seguían en silencio tratando de escuchar atentos la conversación.

-          Young Bae, tu novia es bastante… ¿Cómo decirlo?... ¡exótica! – decía el hermano mayor emocionado.

 -          ¿Exótica?, pero si no es un objeto… Ahora que recuerdo Seungri también dijo lo mismo - decía sonriendo.

 -          No es eso, es que aquí resaltan mucho los extranjeros, y más ella al tener sus ojos tan bonitos y grandes. – decía tomando un sorbo de su jugo.

 -          Eso es verdad… ¿Entonces también las apruebas Hyun Bae-hyung? – preguntaba el artista emocionado.

 -          Mmmmmm – haciéndose el difícil. - ¡Claro!, no me imagino a ti con otra persona, le gustan los animales, más encima es médico veterinaria y además ha sido aceptada en la familia. – decía dándole unas palmadas a su hermano menor.

 -          No tienes idea lo importante que es esto para mí – decía emocionado abrazando a su querido hermano.

Después de una agradable tarde junto a la familia Dong, Marisol se despide con un gran abrazo a su futura suegra. – Muchas gracias por la velada de hoy, ha sido un gusto conocerla. – emitía la joven, ante la sorprendida señora, que poco acostumbraba a recibir abrazos de gente recién conocida. – Ommo…verdad que esta chica es extranjera, me acostumbraré a tus abrazos. – decía la señora sonrientemente.

I FEEL A LOVE CONNECTION¡Lee esta historia GRATIS!