*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo. 31. 3/¿?

472 37 4


El lunes había llegado.

La frase "algún día quemaré la escuela" la hicieron realidad, al parecer se suspendieron las clases porque parte de varios salones fueron quemados, por fuera y por dentro. Mi pregunta es ¿Por qué el genio que hizo eso sólo quemó diez salones y no todos? Y bueno ahora me encontraba enfrente de la escuela.

Refunfuñé en mi mente. Por lo menos no quemaron la biblioteca, si la hubieran quemado, encontraría al maleante y lo asesinaría con mis propias manos.

Seguí caminando hasta llegar a mi salón, todavía me acordaba de que clase tocaba los lunes a primera hora.

Con Ashton habíamos quedado en que hablaría con Luke para ponernos de acuerdo y algún día de estos reunirnos los cuatro. Me sentía emocionado porque en sí me hacía falta verlos.

*******

A última hora nos cuestionaron quien había sido la persona que había hecho semejante barbaridad. Nadie en éste salón dijo nada, de lo que sí estaba seguro era que yo no había hecho nada de eso.

-¿nadie dirá nada?- cuestionó demandante el director, todo era silencio-. Bien, entonces nadie saldrá de este plantel hasta que se encuentre al culpable- terminó de decir eso y él junto con el maestro salieron de aula encerrándonos. Las ganas de reír me invadieron cuando escuché los gritos y quejas del grupo. La mayoría teníamos entre 18 a 19 años o más y nos tratan como si tuviéramos 12 o menos y bueno aquí reaccionan como tales.

Poco más de media hora se abrió la puerta, nos explicaron que nadie de aquí lo había hecho, lo que me resultó sorprendente, según varios vecinos cerca vieron que era una pandilla, después de eso nos dejaron salir.

Vaya, esto me recordó a la primaria en donde si desaparecía a un borrador, no nos dejarían salir hasta que apareciera.

Esperé hasta que la última persona salió para después hacerlo yo.

Caminé hasta llegar a mi casa, de la nada me entraron ganas de hablar con Luke, no entendía la necesidad pero quería hacerlo ahora mismo y se podía decir que lo extrañaba a pesar de que hace un día lo había visto.

-hey, milagro que llegas, necesitamos platicar- dijo mi hermana una vez que llegué a casa.

-sí, ya sabes, soy muy estudioso y me quedo hasta que termino mis trabajos- me encogí de hombros sonriendo.

-no seas mentiroso, llamaron de tu escuela y dijeron que no los dejarían salir hasta que encontraran a la persona que incendió los salones- alzó una ceja y reí-. ¿Apareció? O ¿fuiste tú?- preguntó y volví a reír más.

-no y no fui yo. Según fue alguien de fuera- rodé los ojos-. ¿De que querías hablar conmigo?- me acosté boca abajo en el sillón. Lo único que quería era hablar con mi novio.

-de cuando llegué- dijo asintiendo.

-ah, sí, fue lindo- murmuré contra la almohada.

-no de eso, de lo que tenías en el cuello- dijo riendo, quité mi cara de la almohada para mirar a Mali.

-de eso... no es nada- murmuré sonrojándome.

-ah, nada... Calum, quiero conocer a la persona que te hizo semejante cosa- sonrió.

-¿Qué?- chillé-. Oh, no creo que sea buena idea- negué con mi cabeza y volví a esconder mi cara en la almohada.

-Calum, vamos, no me quedaré para siempre aquí y tan siquiera quiero conocer a mi cuñada- dijo y comencé a reír cómo loco-. ¿De qué ríes?- preguntó confundida.

Le había dicho 'cuñada' a Luke, bueno eso da risa porque está en femenino.

-no, de nada- respiré-. Está bien, mañana conocerás a esa persona- fruncí mis labios.

-¡oh, por dios, sí!- festejó ella.

Y bueno, ahora me toca poner un lugar e invitar a Luke, aunque no creo que rechace.

Subí a mi cuarto y tomé mi celular tecleando el número de Luke.

-Calum, hola- se escuchó su voz y chillé de la emoción en mi mente.

-Luke, hola- reí.

-¿Por qué tanta emoción?- preguntó.

-oh, quería saber, si... bueno ehm, mi hermana, no sé si te dije que ella vino- hablé dudoso,

-no, no me dijiste nada.

-oh, lo siento- solté una risita-. Bueno, es que ella notó las marcas que me dejaste en mi cuello y ella insiste en saber quién fue el causante de semejante cosa- repetí las palabras que ella había dicho.

-¿pero qué?- se escuchó cómo comenzaba a reír-. Esa es buena idea, me gusta la idea- afirmó-. ¿Cuándo?- preguntó.

-mañana. Luke, ella piensa que eres mujer- dije entre risas.

-¿Qué?- gritó y alejé el celular de mi oreja.

-sí. Admito que me gusta que me hables al oído pero no cuando me gritas- gruñí y escuché su risa.

-lo siento- se disculpó y hablamos hasta que Luke tenía que regresar a su trabajo.

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!