Capítulo. 34

558 45 13

No creo ser buena en esto pero disfrútenlo(¿?

++++

Me besó dulcemente, su lengua pasó por mi labio inferior y pronto estaba jugando con la mía, mis manos estaban en su abdomen acariciando esa zona y un poco más abajo lo que hacía que a Luke jadeara instintivamente.
Rompimos el beso, ambos respirando dificultosamente, quitó mi playera y me tensé.

-Relájate- murmuró a lo que yo asentí. Bajó sus besos hasta mi cuello, cerré los ojos mordiendo mi labio inferior.

-oh, Luke- jadeé al sentir como succionaba esa parte sensible, siguió bajando sus besos, hasta llegar al principio de mis pantalones. Lo hacía jodidamente bien. Jodido Luke. Jodidos todos.

Mordió su labio inferior y desabrochó mi pantalón. Tragué saliva, él levantó su mirada y sonriendo de una manera coqueta haciéndome sonrojar, bajó el cierre, lento. Hizo un camino de besos de mi abdomen hasta llegar a mi cuello, enredé mis piernas en sus caderas queriendo fricción, Luke captó la idea y comenzó a moverse de una forma lenta, dolorosa pero placentera.
Dejamos escapar un gemido. Sin dejar de moverse, sus manos fueron a los lados de mi pantalón bajándolo lentamente haciéndome gruñir. ¿Por qué todo lo está haciendo lento?

Dejó de moverse y yo involuntariamente moví mis caderas. Él rió en mi cuello.

-Luke- reproché.

-¿Qué pasa?- preguntó alarmado poniendo sus manos a un lado de mi cabeza mirándome a los ojos, en vez de ser azules eran de un color negro, sus pupilas estaban dilatas lo que lo hacían ver a un más sexi de lo que ya era.

-eh- reí nervioso a lo que él sólo negó sonriéndome.

-trataré de que esto sea especial para ti.

Fruncí el ceño.

-cursi- dije burlón y rodeé los ojos.

-¿paramos?- alzó una de sus cejas.

-no, no- dije desesperado.

-ah, ¿verdad?- dicho esto reímos, volvió a mi cuello y rozó sus labios en este provocando que me estremeciera. Bajó de una vez mi pantalón dejándome en bóxer-. Si te sientes incomodo, dímelo- murmuró en mi oído jugando con el lóbulo de este.

-sólo sigue y cállate- susurré en su oído repitiendo sus acciones.

-maldición- gruñó.

Después de una sesión de besos apasionados y caricias entre ambos, llegó lo que más temía pero lo que más anhelaba desde que ambos entramos a esta habitación.
Quitó esa tela estorbosa en mí dejándome desnudo ante sus ojos y luego él hizo lo mismo. Ahora ambos estábamos desnudos.

-¿estás seguro de esto?- susurró mirándome a los ojos y yo lo miré dudoso-. Calum, yo no te voy a obligar a esto, si no quieres...- antes de que pudiera terminar su frase lo interrumpí.

-Luke, sí quiero hacerlo- murmuré tomando su rostro en mis manos y él sólo sonrió. Besó cortante mis labios, sacó de su mesita de noche un botecito blanco con un líquido transparente. Leí en la etiqueta, decía "lubricante" e inmediatamente quité mi vista de este sintiendo mis mejillas arder. Escuché como reía.

-bien, cómo te dije al principio, relájate- besó mis mejillas y después juntamos nuestras bocas. Introdujo un dedo dentro de mí y me enfoqué en sus labios para así no sentir dolor, luego fue otro y al último no resistí.

-duele- me quejé entre el beso.

-¿quieres que pare?- preguntó y negué- ¿entonces?

-creo que estoy listo- admití.

-¿sí?-preguntó mirándome a lo que yo asentí.

Se puso en posición, al principio él se veía dudoso también de hacerlo pero asentí y él se decidió. Entró lentamente en mí.

-mierda, estás tan...- jadeó sin terminar la frase. Se quedó quieto para acostumbrarme a su tamaño, cerré mis ojos tratando de alejar aquel dolor y al poco tiempo hablé.

-mué-muévete- murmuré y mis mejillas volvieron al color rojo. Comenzó a moverse lentamente, capturó mi labio inferior entre sus dientes para después comenzar un beso, exploró con su lengua mi cavidad bucal. Mis manos estaban en su cabello revolviéndolo mientras él se movía dentro de mí

-joder, Luke- jadeé arqueando la espalada-. Más... rápido- dije con voz apenas audible. Comenzó a moverse rápido tratando de no hacerme daño. Sentí algo en mi estómago y solté un jadeó. Eché mi cabeza hacia atrás, Luke aprovechó eso para esconder su cara en mi cuello, sentí como lo succionaba y bueno, no sé cuántas veces hizo lo mismo pero me gustaba.

Juntamos nuestras frentes. Nuestros cuerpos estaban sudorosos. Sus manos se aferraban en mis caderas, sus ojos nunca se despegaron de los míos y murmuraba cosas sin sentido.
Esto se sentía tan bien.

Tragué saliva y me aferré a su espalda que sin querer enterré mis uñas. Él se estremeció a lo que yo volví a repetir la acción.

-Calum, estoy cerca- susurró contra mis labios, comenzó a ir lento, para dar embestidas profundas causándonos placer a ambos. Dejó mis caderas y tomó mis manos ente la suyas entrelazándolas.

-Lukey, sí- gemí alto, él tocó un punto dentro de mí causando que llegara al éxtasis. Murmuré unas cuantas cosas en su oído y pronto soltando un jadeo se vino él también.

Nos quedamos en silencio, sólo se escuchaban nuestras respiraciones agitadas en la habitación. Se removió y me quejé.

-lo siento- murmuró contra la piel de mi cuello soltando una risita. Salió de mí con cuidado y se acostó a un lado, pasó una de sus manos por mi cabello y acercó su rostro al mío para depositar un suave beso en mis labios. Sonreí y me apoyé en su pecho, lo abracé y lo último que escuché de él fue un 'buenas noches', antes de caer dormido.


--- --♥-- ---

No c q decir, la verdad.

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!