Capítulo. 5

875 71 18

Esperé el golpe de su parte pero no recibí nada.

Abrí lentamente los ojos y me encontré con sus ojos mirándome preocupado.

-¿qué pasa, cal?- preguntó con cierta preocupación.

-yo... eh... ¿no me vas a golpear?- lo miré con miedo.

-¿qué? No, ¿Por qué crees que haría yo eso?- alzó una ceja.

-por... nada. Solo, olvídalo- tartamudee.

-eres un poco extraño- frunció el ceño-. Y me gusta- susurró lo último. Me sonroje y al instante me alejé de él para que no lo notara.

-Calum, en cierto modo tienes razón, Eso parece un desayuno, Tal vez lo dejemos para mañana. Iré a comprar la cena echa.- tomó las llaves de su auto. Me hizo una seña, yo solo negué. Luke rodó los ojos y rió.

-no tardo- sonrió mordiéndose el labio inferior jugando con su pequeño arito. Me quede como idiota mirándolo, hasta que cerró a puerta y lo perdí de vista.

Sonreí incontinentemente al recordar como me llamó; 'Cal'. Reí.

Desde hace mucho no me decían así.

Desde que mi hermana mayor se fue de la casa, dejándome solo con papá y mamá.

Sacudí mi cabeza para alejar esos pensamientos

Me senté en una de las sillas que había en la cocina.

No creo que Luke viva solo en esta casa, es exageradamente grande.

Me levanté, caminé por toda la casa. Espero y no llegué Luke y no me encuentre en la cocina.

Era una casa muy linda, tenía más de cuatro habitaciones, un segundo piso, una alberca en el patio, un jardín.

Era más linda que mi casa, que por cierto en estos momentos parecerá un basurero. A veces la arreglaba como una vez a la semana, o al mes. Como sea, soy un chico y es normal. ¿no?

Seguí inspeccionando la casa hasta que regresé hasta donde empecé.

Ya eran las 12:35 am ¿en dónde habrá ido este chico?

Yo creo que a un puesto de tacos no.

Pero él tiene un auto, tal vez esté atrapado en el tráfico.

Pero a estas horas no hay tráfico, bobo.

El punto es que se fue a las 11:00 de la noche.

Ya hasta las ganas de cenar se me habían quitado... me acerqué a la ventana que estaba a un lado de la puerta.

Por dios ¿Por qué no llega?

A quien engaño, estaba más que preocupado, sí, estoy a punto de comerme las uñas, o sólo las que quedan de ellas.

Pasaron varios minutos y éste no llegaba.

Me senté enfrente de la ventana en cuanto me senté vi luces, el carro de Luke apareció en escena.

Él había llegado.

Me siento tan patético, me levanto y corro hacia la cocina.

¡Ha llegado!

Me siento como una chica esperando al chico que la llevará a la graduación y el chico acaba de llegar. Solo que yo no era una chica y Luke no me había invitado a ningún baile, aparte esta era su casa.

Escuché como como la puerta se abría.

OH POR TODOS LOS DISCOS DE ALL TIME LOW.

Actúa normal Calum ¿2x2=10?

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!