Capítulo. 8

851 63 16


-hola...- alargaron la frase -. Calum, hola, soy Luke, hola-se escuchó su risa.

Estaba dispuesto a aventar mi celular contra la pared, me arrepentí cuando escuché su nombre.

-hola... eh... ¿Luke, cómo...?-pregunté no completando la frase.

-no vayas a creer que soy un psicópata-soltó una risita-, o tal vez sí porque revisé en tu celular.

Arrastró las palabras y volvió a reír.

Me estremecí.

-¿Luke, estás bien?-pregunté curioso.

-¿yo? Claro que sí hermano-hubo un silencio y después rió-. No eres mi hermano...hace unas horas te pedí que fueras mi amigo... y eso.

-¿estás seguro que estás bien?-pregunté desesperado-. Te escuchas raro.

-sí, ¿sabías que te quiero mucho?- hizo la voz de un bebé.

-¿qué?-fruncí el ceño, confundido.

-¿quieres ser mi novio?-preguntó esperanzado.

-¿Luke, que dices?

-te amo-gritó-. Hola, hola, si eres algún ex de Luke, no hagas caso a lo que te dijo. no está en sus cinco sentidos y si eres otra persona pues, ya sabes cómo está... adiós-dijo una diferente voz.

Me encogí de hombros y reí por el comportamiento del rubio.

Estaba ebrio.

Sonó de nuevo mi celular haciéndome sobresaltar; era un mensaje.

'solo HOY recarga $50 o más y recibe...'

Aventé el aparato a un lado.

Me levanté de la cama y bajé a la sala, me senté en el sillón y prendí la televisión.

Le cambié de canal hasta que di con uno en el que estaba Bob esponja.

Reí al ver cómo al ver a patricio le pegaban en la cabeza con un coco.

Tengo 18 años y sigo viendo eso, ¿es normal?

Como sea.

Después de que terminara el programa apagué la televisión, subí a mi habitación dispuesto a dormir.

**

El sábado había llegado.

La relación con mis padres se había establecido.

El mismo día aproveché para decirles lo que siempre había querido decirles y al parecer recapacitaron en eso, me dijeron también que ya no me dejarían tanto tiempo solo, me pondrían atención en todo.

Y ahora me encontraba en un lugar en donde Luke me ha llevado.

Era así como un parque solo que estaba alejado de todos y era al aire libre.

-Wow, ¿en serio te dije eso?-preguntó tapándose la cara al momento que le terminé de decir lo de la llamada.

-sí... fue gracioso- me encogí de hombros-. Pero no me gustó lo de que revisaste mi celular, eso estuvo de miedo-me estremecí.

-lo siento, fue tentación porque estaba en el sofá- levantó sus manos en defensa.

-mentira- lo acusé-. No me separé de mi celular... ¿Cómo demonios pudiste...?-fruncí el ceño.

-dejemos eso... tengo mis habilidades-me guiñó un ojo.

Rodee los ojos.

Él rió.

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!