*Psst* Notice anything different? 👀 Find out more about Wattpad's new look!

Learn More

Capítulo. 20

738 50 7

*cuatro días después*


Hoy sentía que sería un día genial.

El día de ayer había llovido y aunque no me gustará, me gustaba porque al día siguiente amanecía soleado.

Me levanté de la cama y bajé directo a la cocina. En el refrigerador estaba una nota pegada, lo que se me hizo extraño. Decía:

"Hijo, salimos de viaje. No fue que no quisiéramos llevarte si no que cuando regresemos te traeremos una sorpresa. Te amamos, papá y mamá"

Muy bien, creo que lo de un día genial se está comenzando a poner feo...

Pero... ¡Esté día apenas comienza!

Está bien, eso fue muy positivo.

Bufé.

Me preparé un sándwich... bueno, fueron tres. Subí a mi habitación dispuesto a no salir dentro de los próximos días que se reanuden las clases.

Las siguientes dos horas que se trataron de escuchar música y a punto de cantar a todo pulmón...

Me llegó un mensaje de Luke:

"Luke:

Estás en casa?

"yo:

Sí. Se suspendieron las clases y mis papás se fueron de viaje:("

"Luke:

Yee, lo sabía. Hace cuatro días que no te veo y te extraño;-'("

Sonreí.

"yo:

¿Qué sabías? :o

Yo también te extraño muuuchoo"

Envié el mensaje. Pasaron minutos y no hubo respuesta.

S

onó el timbre de mi casa.

Gruñí, de seguro y son algunos vendedores, volvieron a tocar.

Resignado, apagué la música y bajé a abrir encontrándome con la sorpresa que era Luke que inmediato me vio me abrazó.

-Calum.

-Luke, oh por dios- le correspondí el abrazo.

Él de un momento a otro me tenía alzado en sus brazos.


-hey, bájame- chillé.

-no están tus padres, ¿verdad?- preguntó ignorando mi suplica.

Cerró la puerta detrás de él.

-no- me aferré a su cuello cuando comenzó a caminar.

-¿en dónde está la sala?- preguntó mirando por todos lados.

-eh... estamos en ella- dije obvio.

-oh, es que es diferente a mi casa- se encogió de hombros, me miró.

-es obvio porque no es tu casa. Ya has venido una vez Luke- contesté y él rió-. ¿Qué es gracioso?- fruncí el ceño.

-tu cara- volvió a reír.

-bájame- supliqué.

-no- negó y se dirigió a un sofá.

-Luke... bájame o llamó a la policía- lo amenacé y él rió más fuerte contagiándome de su risa.

Ángel || Cake¡Lee esta historia GRATIS!