36

60 19 3

— Hay una niñita afuera — escuché decir a mi colega mientras señalaba a una niña pálida que nos veía con ojos atentos.

Eso era lo último que quería escuchar a bordo de un submarino de aguas profundas.

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora