52

72 17 0

Despertó con un dolor de cabeza terrible en una habitación sin puertas ni ventanas, lo único que había era una pistola en el suelo.

Agarró la pistola, colocó el cañon en su boca y jaló el gatillo, despertó con un dolor de cabeza terrible en una habitación sin puertas ni ventanas.

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora