19

86 53 8

— Hada azul por favor, deseo ser como los semás niños — exclamó Pinocho.

El hada esbozó una sonrisa terrible antes de que resonaran los gritos de agonía de los demás niños, pues su carne se estaba transformando en madera.

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora