35

58 18 1

Acercó todavía más su frágil desnudez, la cual junto a sus ojos apesadaros, me sonsacaban una mezcla perversa de excitación y simpatía.

— Estoy embarazada de nuevo — me susurró con voz ronca — ¿Nos podemos quedar con este, papi?

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora