34

69 19 1

Mi esposo asintió silenciosamente para asegurarme que había destruido el nido de arañas.

Casi corrí a abrazarlo, pero entonces noté el destello de los hilos diminutos que lo suspendían como una marioneta.

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora