25

98 44 7

— Papá siempre fuiste un ebrio violento que me hizo mucho daño cuando niño. Y heme aquí, después de tantos años, parado frente a tu tumba.

— Pero hijo.. ¡Sacame de aquí! ¡Aún no estoy muerto!

— Lo sé — dijo él, mientras lanzaba tierra con una pala.

Extinción || Microrelatos de terrorDonde viven las historias. Descúbrelo ahora