25. Pingüinos caramelizados

19.5K 2K 1.4K
                                    

«Yeah, my boyfriend's pretty cool
But he's not as cool as me»

Brooklyn Baby - Lana del rey 

ASTER.

El viaje es largo, Nazar es un conductor callado y Oliv se duerme todo el trayecto. En el asiento de atrás, dos idiotas hacen lo posible por no reírse del otro y no hacer ruido.

Se me duermen las piernas de estar sentada tantas horas esperando llegar, no hay nada que hacer que mate el aburrimiento, realmente no tengo por qué acompañarlos pues no soy miembro de la banda y no tengo responsabilidad aquí, pero Kale lo puso de condición en nuestra primera negociación, no pueden cambiarse las reglas.

—¿No debería estar el baterista aquí? —indago.

—Él se pagó un boleto de avión. —Nazar se encoge de hombros.

—Chico listo.

—Apenas lleguemos iré a cargar gasolina otra vez, ustedes pueden bajar a buscar alguno de los hostales y los supermercados cercanos. Tenemos hasta las 5 de la tarde para acomodarnos en el sitio del festival para entrar a la primera ronda.

—¿Es a puertas cerradas? —indaga Kale.

Nazar asiente.

—Pues a por ello, le prometí a Hortencio que no regresamos si perdemos.

—Ve buscándote una casa. —bromeo.

—Si vivo debajo del puente, tú vives allí conmigo, ¿lo sabes?

—Vale, quiero el lado del puente por menos moho.

—Tendrás el que tenga más ratas.

—No pasa nada, estoy acostumbrada.

Nos espera un día largo, lo sabemos, pero ellos lo siente más que yo.

No hemos comido nada más que un churro de dulce de leche mal hecho que compramos en la fila de ingreso, Kale se puso su pasamontañas desde allí porque una cosa es nuestro pueblo lleno de personas adultas o con poco gusto por el pop y otra es esta ciudad en medio de un festival musical.

Que mi hermana no lo reconozca no es sorpresa, tiene un alto grado de miopía y astigmatismo pero no le gusta admitirlo y no usa gafas. Además, está irreconocible, ya no es un esqueleto, ya no tiene el pelo largo u oscuro, ya su rostro no se ve igual. Es que ni siquiera posee los mismos tatuajes que antes lo caracterizaban.

Es 27 de diciembre, la prueba de sonido es hasta las 8, las personas juzgaran las bandas hasta las 12 y para el 29 deberíamos tener un resultado. Si todo sale bien, pasaremos año nuevo juntos, entonces estaremos aquí hasta el final de la primera semana de enero.

Luego volveremos a casa, con el premio, con suerte.

Miro a los ojos a Kale mientras esperamos entrar, está escudriñando cada parte de este estadio.

Empiezo a creer que no necesitamos suerte.

—¿Nervioso?

—A ver, no estoy tranquilo, he de decir. —no se ve que sonría, pero se le rasgan los ojos.

—Estarás bien, estás conmigo porque si alguien dice algo malo sobre ti yo los voy a cocinar y haré pastel con forma de oso.

—Iras a la cárcel.

—Vale, quizá solo quería preguntar "¿Cómo estás?" dime que bien así siento que soy buen suporte emocional y no vine solo porque sí.

—Viniste porque nuestro trato es que estés en todas las presentaciones.

No apto para artistasDonde viven las historias. Descúbrelo ahora